La pandemia empujó a zapatería familiar a pisar fuerte en Rosario

Fuente: Punto Biz ~ La pandemia repercutió en los comerciantes de una manera disímil. Y es que mientras los locales esenciales no dieron abasto, la gran mayoría de negocios vinculados a la indumentaria, la gastronomía, el turismo y el calzado se vieron frente a una encrucijada. La demanda decayó por efecto de la cuarentena y la crisis económica obligó a implementar todas las estrategias posibles para salir a flote.

Mientras la tradicional zona céntrica de Rosario sufre el golpe del parate con cada vez más locales vacíos, emergieron los comercios de cercanía y las compras online como alternativas para moverse con más comodidad dejando de lado las clásicas opciones del centro.

La zapatería de pueblo Julia.Shoes9 aprovechó el envión para hacerse grande y dar sus primeros pasos en la ciudad. Nació en 1990 en Pavón Arriba, a 45 km de Rosario, como el emprendimiento de Dorita y Marcelo. Desde entonces, se convirtió en el pilar de la familia con la que lograron superar varias crisis económicas del país. Moda, tendencias, deportes, niños y adultos, integra todos los segmentos.

Y hacerle frente a la pandemia significó para la zapatería dar un salto, que comenzó a dar sus primeros pasos en Rosario. Al respecto, Marcelo detalló: “Nuestro local es 100% familiar, donde día a día crecemos juntos, inclusive la abuela confecciona el packaging. Por eso, nuestras hijas empezaron a incentivarnos a dar un cambio importante. Es que la zapatería en diciembre cumple 30 años y ya necesitaba un cambio que ellas nos ayudaron a darle”.

Mientas planeaban esa idea, notaban que las ventas aumentaban debido a que muchos habitantes de la localidad -por motivo de la cuarentena- limitaron sus viajes a Rosario. “Y ese fue el envión para reformar el local”, comentaron sus dueños. Por tanto, decidieron reestructurarlo, expandiendo dimensiones y dándole un cambio de aire.

Siguiendo con las novedades de Julia.Shoes9, la familia puso fuerte impronta en la venta online y redes sociales, y vio crecer la demanda en Rosario, por lo que implementó la entrega a domicilio en la ciudad, con la posibilidad de retirar gratis por el centro.

Por tanto, Dorita agregó: “Nos organizamos en familia y gracias a la demanda duplicamos los días de entrega en Rosario. Estamos muy contentos de ver crecer nuestro comercio, Rosario es una gran oportunidad para nosotros y agradecemos a los nuevos clientes. No podemos pasar por alto el agradecimiento a Pavón Arriba, que es donde residen los clientes que nos ayudaron a avanzar como negocio familiar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *