Comercios porteños: los detalles del protocolo para la reapertura de locales de indumentaria y calzado y qué planean hacer para reactivar las ventas

Fuente: Infobae ~ El gobierno porteño habilitó desde este lunes un esquema de atención al público con características particulares para elección y devolución de los productos

El gobierno de Alberto Fernández volvió a extender el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) por lo que se extenderá la medida hasta el 28 de junio. Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementará desde el lunes próximo un esquema de apertura de actividades que prevé la habilitación de locales barriales de venta de ropa y calzado, que se sumaran al resto de las actividades comerciales ya habilitadas.

El esquema se pondrá en marcha en el contexto de una “cuarentena protocolizada” en la que pueden darse “avances o retrocesos” según el incremento de contagios de coronavirus. Según informó el titular de Ejecutivo porteño en una conferencia de prensa luego del encuentro, la Ciudad implementará nuevas medidas tendientes a la reactivación de algunas actividades.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que la Ciudad va a una “cuarentena protocolizada”, es decir, que las medidas que pondrá en marcha estarán regidas por “protocolos estrictos y específicos” para evitar que se generen zonas de aglomeración de personas y aumente, así, el riesgo de circulación del virus.

En el caso de los locales de ropa y calzado, el protocolo elaborado por la Ciudad junto a la Federación de Comercios y aprobado por la Nación, prevé la apertura de los locales de esos rubros situados en los barrios; en tanto que no abarcará a los ubicados en grandes centros comerciales.

En ese contexto, la Federación de Comercio e Industria (Fecoba) que reúne a unas 230 cámaras comerciales expresó su satisfacción por los alcances de la reapertura comercial prevista a partir del lunes y destacó que la medida permitirá “una incipiente recuperación del sector pyme en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires“.

Al mismo tiempo, desde la entidad insistieron en la necesidad de avanzar en herramientas que permitan también la reapertura de los locales ubicados en las principales arterias de la Ciudad que no fueron habilitados.

El titular de Fecoba, Fabián Castillo, dijo a Infobae que hay cerca de 35 mil comercios del sector indumentaria y calzado en la Ciudad de Buenos Aires de los cuales 17 mil son comercios de proximidad.

“Un 80% de los que trabajan en esos comercios viven en la cercanía y no tienen que usar transporte público. Estos sectores tan importantes para la economía productiva van a poder abrir a partir del lunes”, contó Castillo.

Hasta el momento las ventas fueron principalmente online y por la vía de pedidos por whatsapp con entregas a domicilio por parte de empleados y, en muchos casos, por los mismos dueños

Fernando De Vito, presidente de la Cámara del Calzado dio cuenta del panorama negativo del sector: “Somos una industria que llegó a producir 125 millones de pares por año hacia fines del 2015, pero con la recesión de los últimos cuatro años esa cifra se redujo a ochenta millones de pares por año. En ese período cerraron aproximadamente unas cuatrocientas fábricas y el personal ocupado paso de quince mil trabajadores a once mil. Hoy con esta nueva crisis que nos toca vivir, seguramente que se producirá un nuevo cierre de fábricas ya que las ventas han mermado casi en un 90% por efectos de la cuarentena”.

En declaraciones a Infobae De Vito afirmó: “tanto en lo comercial como en la fase industrial, la temporada de invierno está perdida ya que al no haber compromisos sociales, no existe el consumo de productos de moda y la gente se arregla con lo que tiene”. Y agregó: “hasta el momento las ventas fueron principalmente online y también hubo comercios que implementaron las ventas por whatsapp, con entregas de los empleados del comercio a domicilio y en muchos de los casos los mismos dueños de los locales”.

En esa misma línea, Yeal Kim, presidente de la Fundación Pro Tejer, se refirió a la apertura de comercios de indumentaria y aseguró: “es muy buena noticia porque al estar cerrado por casi 180 días para muchos sectores era un problema muy serio. Nos estamos preparando con todos los protocolos para poder abrir”, agregó.

En este sentido, destacó el industrial: “esto nos trae la esperanza de poder recuperar lo que veníamos perdiendo. Es una muy buena noticia para el sector”. Y manifestó que “los que tenían productos de invierno, ya han perdido. Vamos a recuperar un 20% o 30% del consumo”, en diálogo con FM La Patriada.

Digitalización del comercio y ofertas

El titular de Fecoba comentó que desde la entidad que agrupa a unas 230 cámaras del sector están avanzando con la digitalización del comercio, dado que la pandemia aceleró un proceso que ya estaba en desarrollo. “Sabíamos que con el tiempo íbamos a tener que avanzar en el uso de la tecnología para la relación con el cliente, pero esta pandemia vino a adelantar todo este proceso. Desde el día uno de la cuarentena venimos desarrollado una herramienta de geolocalización que se llama Estoy Cerca. El comerciante y el que ofrece servicios va a poder mostrar ahí lo que produce lo que vende y las ofertas. Es una plataforma donde se podrá buscar comercios por cercanía a través de la geolocalización, encontrar promociones y comprar de forma online. De esta manera se busca tener mayor visibilidad de los comercios”, explicó Castillo.

El sector desarrolla una plataforma donde se podrá buscar comercios por cercanía a través de la geolocalización, encontrar promociones y comprar de forma online (Fabián Castillo, Fecoba)

Si bien la herramienta aún no se terminó de desarrollar, se prevé que estará disponible en el corto plazo, por lo que se trabaja con el gobierno porteño para lograr una difusión de un instrumento vital para las pymes para revertir la profunda recesión de abril y mayo. “Son meses muy difíciles los que vienen y vamos a tener que trabajar mucho. Cuando toda esta situación pase vamos a tener que buscar más herramientas para seguir creciendo y recuperar un sector que viene mal”, sostuvo Castillo.

En ese sentido, advirtió que otro punto importante es la logística, que hoy es muy cara. “Hay mucha demanda de productos online pero la oferta de distribución es muy poca y encarece los productos”, señaló.

Con respecto a la política de precios que implementarán los comercios consideró: “Hoy los precios se mantienen porque la gente no tiene dinero y necesitamos vender. Esto el lunes tiene que empezar a funcionar. Vamos a poner toda la energía y la imaginación para salir adelante. Hay miles de familias que dependen de este sustento”.

En otro orden, Castillo destacó que el Día del Padre es una “punta de vidriera” para los próximos días. “Se analizó cambiar la fecha pero el día va a quedar fijo. No se toca”, aclaró el titular de Fecoba al tiempo que agregó: “Vamos a hacer promociones muy fuertes para que el cliente pueda comprar ese regalo al mejor precio y con financiación”.

En tanto, Fernando De Vito aseguró que por el momento los precios se mantienen en el mismo nivel que al inicio de la temporada, y en muchos casos se ofrecen descuentos temporarios para incentivar un poco la venta. “Sin duda que en los próximos treinta días se comenzará con las liquidaciones de temporada y algunas ofertas especificas por el Día del Padre. Hay que tener en cuenta que muchos comercios no cuentan con grandes stocks de mercadería, ya que recibieron productos hasta días anteriores al inicio de la cuarentena y luego no hubo entregas posteriores”, detalló.

Sin duda que en los próximos treinta días se comenzará con las liquidaciones de temporada y algunas ofertas especificas por el Día del Padre (Fernando De Vito, Cámara de Calzado)

Y agregó: “La expectativa, es tener esperanza, que nunca la hemos perdido, ya que somos un sector acostumbrado al sacrificio y a sobrevivir a las distintas crisis que hemos atravesado lo largo de nuestras vidas”.

Cómo será el protocolo sanitario para el sector

Todo trabajador que presente síntomas vinculados a la infección por COVID-19 deberá autoexcluirse de la actividad laboral. En el caso que ocurra en el ámbito laboral deberá comunicarse por los medios que establece el sistema de salud de cada jurisdicción.

Se tendrá que considerar para la protección de la salud de los trabajadores la posibilidad de reprogramar el horario de la jornada laboral, de modo que lo aleje de los picos de tránsito de personas que utilizan el transporte público.

Se deberá colocar cartelería visible en el comercio, con información actualizada sobre métodos de Prevención contra la COVID-19. En ese marco, tendrán que señalizar los lugares de espera para mantener una distancia de 1,5 a 2 metros entre el vendedor y los clientes. Siempre que sea posible se aislará al trabajador de las personas externas al establecimiento, a través de mamparas o pantallas.

En caso de que la situación requiera que el cliente pruebe el calzado se podrá permitir con el uso obligatorio de una media descartable que proveerá el comerciante, la cual será de un único uso y luego será desechada dentro de una bolsa de nylon cerrada. La mercadería será desinfectada con los productos correspondientes.

Se deberá avisar al cliente que la ropa podrá ser devuelta en el caso que corresponda, y en ese caso se deberá desechar todo el embalaje que estuvo en contacto con el exterior (bolsa, cajas, separadores) y se deberá realizar un planchado a vapor minucioso de las prendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *