Zapatillas: en Argentina el valor puede superar a un IFE o un salario mínimo

Fuente: Ambito ~ Desde hace algunas temporadas, las pasarelas de marcas como Chanel, Balenciaga, Gucci o Louis Vuitton muestran a las zapatillas como objetos de deseo y parte indiscutidas de las colecciones, sobre todo las llamadas “ugly”, que imitan los diseños aparatosos y ochentosos de marcas tradicionales como Nike o Adidas.

Si hay un bien que se transformó en las últimas décadas es la zapatilla. De ser un calzado netamente deportivo, y de uso cotidiano, hoy se transformó en un bien aspiracional, más vinculado con el bienestar y la experiencia a diferencia de hace unos años, cuando se privilegiaba la marca.

Por poner algunos ejemplos, la Nike Air Vapormax Flyknit 3 cuestan $19.000; Nike Zoom Pegasus Turbo 2 $17.500; Adidas Solar Glide ST 19 $11.000 y Salomon Trekking Speedcross $12.700.

Atado al dólar

“El problema con los costos de esas marcas internacionales es que son productos importados y el dólar acá está indomable. En Estados Unidos, históricamente un par de zapatillas oscila los 120 dólares. Eso explica los precios en el mercado local”, analiza Fabián Castillo, presidente de FECOBA y tercera generación de fabricantes de zapatos.

“El problema con los costos de esas marcas internacionales es que son productos importados y el dólar acá está indomable

“El problema con los costos de esas marcas internacionales es que son productos importados y el dólar acá está indomable”, resalta Fabián Castillo.

Según datos de 2018 del Banco Mundial y basado en la Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), un indicador que permite ver lo que un dólar puede comprar en cada país, Argentina es el segundo país más caro de la región, después de Uruguay.

“En el caso de los zapatos es diferente. Hay muchas fábricas en el país. Hoy un buen par de zapatos cuesta $5.000 pesos, a pesar del aumento en la materia prima como el neopren (pegamento), las punteras, las plantillas o los contrafuertes”, explica Castillo.

En el mundo

Casi 40 años pasaron del lanzamiento de las Air Jordan, las zapatillas que revolucionaron la industria del calzado a nivel mundial, generando ingresos millonarios a la tesorería de la marca de la pipa (también de la franquicia de Chicago Bulls y del propio Michael Jordan) en la década del ’80.

Con MJ, siempre se puede ir por más. Y las marcas lo saben. “El último Baile” (ESPN y Netflix para todo el globo), la serie que cuenta la historia de los Chicago Bulls de Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman y compañía rompió todos los récords de audiencia: los diez capítulos tuvieron una media de 5,6 millones de espectadores. Estos datos convierten a ‘The Last Dance‘ en la producción más vista de la historia de la cadena televisiva estadounidense.

La marca de lujo internacional Dior -en sociedad con Jordan Brand– presentó la semana pasada la reversión del mítico calzado que lucía el hombre de la casaca 32 de los Bulls. El modelo se llama Air Jordan 1 OG Dior y cuestan algo así como 190 mil pesos argentinos las de caña baja y 220 mil pesos argentinos las de caña alta. El equivalente a más de un año de alquiler promedio de un departamento de dos ambientes en la ciudad de Buenos Aires.

Zapatillas Dior jordan.jpg

Las Air Jordan 1 OG Dior  y cuestan algo así como 190 mil pesos argentinos las de caña baja y 220 mil pesos argentinos las de caña alta.

Las Air Jordan 1 OG Dior y cuestan algo así como 190 mil pesos argentinos las de caña baja y 220 mil pesos argentinos las de caña alta.

A pesar de ello, 5 millones de personas se anotaron en la preventa para recibir una, pese a que solo fueron creados 13.000 pares, de los cuales 5.000 fueron destinados a clientes VIP de la compañía.

“Trucho” pero accesible

En la Argentina, algunas marcas ofrecen productos que superan el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 o un Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM), que actualmente es de $16.875. “Por eso muchos clientes nos compran a nosotros, que vendemos réplicas de muy buena calidad, pero a precios razonables: unas All Star con plataforma, con una buena plantilla, suela blanda, todas las etiquetas de la marca y excelente terminación cuestan $1.800, cuando su el valor de las originales supera los $5.000”, reconoce Pablo, vendedor de una feria en Ituzaingó. “Vienen en caja original y no te das cuenta que son imitación”, agrega el joven y explica que “actualmente no podemos abrir el negocio por la pandemia. Estamos vendiendo muy bien por redes sociales, sobre todo a través de Whatsapp, con el boca en boca”. Según Pablo, “mucha gente no quiere dejar de usar zapatillas de marca, pero al no poder pagar lo que cuestan las originales, recurren a nosotros”.

Para Belén, mamá de Amparo, “hoy, para padres de clase media es imposible acceder al mercado de las marcas más conocidas. Unas zapatillas de Adidas o Nike para una niña de dos años no baja de 4 o 5 mil pesos. Un precio imposible de pagar si se tiene en cuenta que a esa edad el pie crece permanentemente”.

Dos datos curiosos:

Las zapatillas Kobe Air Jordan que salieron a la venta en los años 2003/04, hoy se consiguen para coleccionistas por un valor promedio de 13.000 dólares.

Unas Nike Air Jordan 1S que el legendario jugador lució en 1985 marcaron un récord al ser vendidas en una subasta online de Sotheby’s por 560.000 dólares.

Unas Nike Air Jordan 1S que el legendario jugador lució en 1985 marcaron un récord al ser vendidas en una subasta online de Sotheby’s por 560.000 dólares.

  • En mayo pasado, unas Nike Air Jordan 1S que el legendario jugador lució en 1985 marcaron un récord al ser vendidas en una subasta online de Sotheby’s por 560.000 dólares, el precio más alto jamás pagado por unas zapatillas deportivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *