Ventas minoristas. La normalización ayudó, pero en septiembre cayeron un 10%

En septiembre, las ventas minoristas cayeron un 10%

Fuente: La Nación ~ Al igual que en los últimos meses después de la caída más fuerte en abril (-57,6%), las ventas en los comercios minoristas continuaron recuperándose en septiembre, aunque bajaron un 10% respecto de igual mes de 2019, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En un comunicado de prensa, la entidad señaló que “la desaceleración en la tasa de caída estuvo muy influenciada por la normalización de buena parte del comercio en la zona del AMBA, aunque la actividad sigue complicada, ya que en dos años retrocedió un 23%”.

“Las cantidades vendidas por los comercios minoristas pyme cayeron un 10,1% en septiembre frente a igual mes de 2019, medidas en cantidades. Así, en lo que va del año acumulan un descenso anual del 27,9%, que se explica por las fuertes bajas registradas a partir del inicio de la cuarentena, en marzo”, precisó CAME.

En los locales a la calle las ventas declinaron un 13,7%, mientras que el comercio online creció un 21% en términos interanuales, con la misma tendencia que viene observándose desde el inicio de la cuarentena.

La Confederación recordó que septiembre de 2019 -tras las elecciones primarias de agosto- fue un mes de “altos retrocesos”, ya que ese mes las ventas tuvieron una disminución anual del 14,5%.

“Así, si se compara contra septiembre de 2018, en la actualidad el comercio está vendiendo un 23% menos que dos años atrás”, enfatizaron.

En septiembre, todos los rubros comerciales marcaron retrocesos, incluso aquellos considerados esenciales como alimentos, farmacias o materiales eléctricos y ferreterías.

En el caso de alimentos, el mes finalizó con una caída de apenas un 2% interanual y en farmacias, del 1,1%.

En indumentaria, las ventas redujeron su tasa de caída anual, de 32% en agosto a 16,9% en septiembre. Se vendió más ropa cómoda y menos ropa de vestir. Donde sí las ventas vienen mejor es en indumentaria y artículos deportivos: las operaciones bajaron un 7,3% anual -medidas en cantidades-, pero con mejoras en aquellos comercios que venden artículos vinculados a todo lo que es ejercicio (gimnasia, caminata, correr, bicicleta), cosa que no sucede en los locales de artículos vinculados a deportes tradicionales.

El sector de mayor derrumbe anual continúa siendo relojería, joyerías y bijouterie, con una caída del 25,9%.

La medición de CAME abarca a un total de 1300 negocios de todo el país que fueron relevados entre el miércoles 30 de septiembre y el sábado 3 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *