La historia de la marca de zapatos que sedujo a las mujeres poderosas

Fuente: BAE ~ Cierra las puertas el último local de la zapatería Lonte. Si bien la marca ya no estaba conducida por sus creadores, fueron los hermanos Carmelo y Mario Tenuta los que lograron seducir a las mujeres más poderosas del país con sus creaciones. Artesanos de los zapatos, le pusieron magia, glamour y los convirtieron en un objeto deseado, desde hace más de 40 años. La historia de Lonte comenzó el 11 de mayo de 1977, pero la pasión de estos hermanos nació antes.

La familia Tenuta es de Cosenza, Italia. El primero en llegar fue don Carmelo, vino en 1950, tres años después hizo venir a su mujer y a sus hijos. Carmelo su hijo mayor no quería estudiar, a los 16 años tomó valor y se lo confesó a su padre, quién le dijo, que aprendiera un oficio. A los 21 años empezó a hacer zapatos, comenzó a trabajar junto a Mario que tenía 18. Siete años después se decidieron junto a un proveedor de herrajes, José Longo y compraron un local en la calle Rodríguez Peña. Ahí nació la marca Lonte de la unión de Longo y Tenuta. A los pocos meses, el socio se fue. Hoy don Santos, padre de los Tenuta, tiene 97 años y vive en Italia.

Lonte se convirtió en una marca icónica, con zapatos de una calidad y un diseño único. Reconocidos por sus botas eternas, sus originales diseños de calzado que combinaban colores, hacían zapatos a medida y vendían también en los locales. Ganaron prestigio y llegaron a la avenida Alvear, luego abrieron un local Lonte Difusión al lado, una especie de segunda marca. Cada zapato costaba mucho más del doble que cualquier otro calzado de dama, pero el precio no importaba, las mujeres valoraban la calidad y el diseño.

Las famosas que elegían los zapatos de Lonte

Carmelo Tenuta solía decir: “Quería ser el mejor zapatero y amo hacer zapatos, es un objeto que tiene una vibración poderosa. Preguntale a Cenicienta si no es importante. El zapato termina el vestido, es un objeto importantísimo por su forma, color, textura, volumen, es muy atrapante. Teníamos una clientela maravillosa, nuestros zapatos eran únicos”.

Lonte llegó a hacer dos desfiles al año junto a Gino Bogani y calzaba a las mujeres más poderosas del país. Algunas de las damas que pedían sus zapatos a medida eran Amalia Fortabat, Nelly Arrieta de Blaquier, Mirtha Legrand, Susana Giménez, Teté Coustarot, Andrea Frigerio, Dolores Barreiro, Dolores Trull con quién hicieron el primer catalogo de calzados de Argentina.  https://37a95376aac66ed8470c652091926aba.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Mickey Rourke y los stilettos de Susana

Hasta Liza Minnelli cuando vino al país se quedó enamorada de los zapatos Lonte y se fue con un par. Mickey Rourke cuando fue al programa de Susana hasta quiso beber champaigne en su zapato. Los Tenuta cuentan que el protagonista de la película Nueve semanas y media no era el único que le gustaba beber champaigne en un stiletto.

Los zapatos argentinos de Lonte llegaron a venderse en la tienda Bergdorf Goodman, ubicada en la Quinta Avenida en Nueva York. Las anécdotas de clientas a las que pararon en la calle de varios países del mundo para ofrecerles comprar sus calzados son interminables. Los hermanos Tenuta llegaron a tener un taller con 30 operarios muy calificados que hacían todo a mano. Buscaban que calzaran perfectos, el forro tenía que ser de cuero, jamás sintético.

Carmelo Tenuta
Carmelo Tenuta, con su arte revolucionó los calzados femeninos

En los años ’90, cuando se abrió la importación ofrecieron la línea Lonte Uomo en un local de la calle Quintana. Quince años después, hicieron una apuesta fuerte y abrieron locales en Paseo Alcorta y Galerías Pacífico, no les fue tan bien como esperaban. Las finanzas no anduvieron bien, pero jamás bajaron la calidad. Sumaron capitales y la sociedad de los  hermanos cambió. Hace como 13 años que Carmelo Tenuta se alejó. La marca sumó nuevos dueños, abrió locales que fue cerrando de a poco, y en las últimas horas cerró el último. Antes, lanzó una liquidación online que permitía acceder a calzados desde $3.500.

Carmelo no perdió su pasión por hacer calzados, hoy sigue creando a medida, pero sólo para pocas clientas, las elegidas. Asesora a fábricas y hace moldes. Un experto en el tema que con su generosidad brinda tips imprescindibles. Si la pregunta es, qué calzados usaría si fuera mujer, no lo duda: “No me bajaría de 11 centímetros de taco, estilizan, acomodan la pierna, la cadera, el busto, levantan el cuerpo. El taco es fundamental, no hay otra cosa. Es la terminación de toda la ropa,  pero pobre zapato, está en el piso, patea piedras y cordones, se gasta y sufre todo. Se la banca y así queda. Pero da la elegancia justa.

La elegancia del calzado

Siempre repite: “El cuero es como el corcho de un vino, con el calor el sintético no respira”.  El mayor de los Tenuta, Carmelo, estuvo cinco años en la cátedra de diseño de calzado en la Universidad de Buenos Aires. Confesó que nunca tendría que haberla dejado.

En las redes, apenas se conoció la noticia del cierre del último local de Lonte de la calle Sucre, sus clientas se mostraron desconsoladas. Sólo les quedó recurrir a la venta online. Pocas marcas argentinas logran seducir a las mujeres, durante tantos años. Los hermanos Tenuta demostraron que con pasión se puede construir una marca perdurable que trascienda las fronteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *