Respuesta al cuestionamiento del informe nacional de CAME sobre locales cerrados

Fuente: CAME ~ Bajo la absoluta convicción del buen trabajo gremial y técnico que realizamos hace muchos años en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), hemos respondido los cuestionamientos del Gobierno Nacional sobre el comunicado de prensa emitido por nuestra entidad titulado “Hay un promedio de 9 locales comerciales vacíos por cuadra en todo el país”. 

A continuación, transcribimos los conceptos volcados en las cartas enviadas al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, y al director del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), Daniel Schteingart:

En diciembre pasado, con el único objetivo de mostrar la difícil realidad que atraviesan las pymes, CAME lanzó un relevamiento para medir locales cerrados en el país.

El resultado de ese estudio fue duro: sobre 82.629 comercios relevados en 1500 calles de 39 ciudades, 12.843 estaban vacíos. El mayor problema fueron las galerías comerciales, donde la tasa de desocupación es altísima: el reporte arrojó un promedio de 9 locales cerrados por calle en las 1500 relevadas de las 39 localidades del país.

Estos resultados provocaron fuerte repercusión, como los tuvieron a mitad de año relevamientos similares de reconocidas entidades profesionales o pymes.

Como toda información que brindamos desde CAME, el propósito siempre es contribuir a definir políticas que mejoren la situación de las pymes. Por eso lamentamos que en lugar de utilizar los valiosos datos recolectados recorriendo las calles del país, desde el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) se haya destinado tanto tiempo y recursos a refutarnos, con un informe de 8 carillas, en el que además se cometieron errores importantes. Algunos por falta de comprensión en la lectura de nuestro comunicado, otros por desconocimiento de la dinámica pyme y otros por confusión de conceptos.

Entre los desaciertos que presenta el informe difundido por el CEP XXI, se encuentran:

  • Error 1: se confunde locales cerrados con cierres de empresas. Una pyme puede tener 5 locales y cerrar 3. Por eso CAME desglosa cierres de pymes y cierres de locales.
  • Error 2: se mezclaron cierres de empresas con bajas en la seguridad social o CUIT. Como se dijo en el punto 5 de nuestro comunicado, “no todas esas pymes darán de baja sus CUIT. Se espera que, en los próximos meses si todo se normaliza, de a poco vuelvan a reaparecer un porcentaje de ellos, en la misma u otra actividad”.
  • Error 3: se dice que “CAME da por sentado que el cierre de locales comerciales equivale al fin de la actividad productiva de la firma”. Decimos exactamente lo contrario. A lo que se mencionó arriba, se lo reforzó diciendo “Un fenómeno que se da, aunque por el alcance de este relevamiento no pudo cuantificarse, es que, en las ciudades medianas y chicas, muchos locales y pymes cerraron y pasaron a la informalidad, a vender en sus casas o por redes, aprovechando que sus clientes y la comunidad los conoce y rápidamente identifica su nuevo punto o modalidad de venta”. Nuestro comunicado solo tenía una carilla, pero se omitió la lectura de ese punto y en cambio, se dedicaron 2 párrafos a explicar que no tuvimos en cuenta ese fenómeno.
  • Error 4: el relevamiento de CAME midió “locales comerciales”, como especificó el comunicado, que es diferente a medir solo al “sector comercio”, como hace el CEP XXI. Es sabido que cuando se relevan locales vacíos, es imposible diferenciar si en ese lugar operaba un local de servicios técnicos, de ropa o un gimnasio.
  • Error 5: cuando los técnicos del CEP XXI cuantifican los CUIT, locales y empresas que cierran, omiten la cantidad enorme de locales informales derramados en el país, incluso en las arterias comerciales más importantes. Nuestros relevamientos no pueden diferenciar si ese local cerrado era formal o informal y por eso encuentran diferencias. Nuestra sugerencia es no usar solo la base de AFIP o seguridad social para medir lo que sucede, sino salir a la calle a relevar, preguntar u observar. Eso no pasaría si se controlara la informalidad.
  • Error 6: el informe de producción sostiene que no se aclara si esos locales cerraron antes de la pandemia o después. Claro que incluye a todos. El título del comunicado es preciso: “el 15,6 % de los locales comerciales del país están cerrados” y en el punto 4 lo mismo: “Proyectando los datos del relevamiento a todo el país, se puede estimar un total de 90.700 locales vacíos…”. Más allá de que alguna frase se haya prestado a la confusión, cualquier conocedor de la calle y la dinámica comercial, sabrá que es imposible diferenciar si el cierre es nuevo o viejo. Pero hagamos cuentas: entre 2018 y 2019 cerraron 26.950 empresas. No locales, sino empresas. Pensando intuitivamente, ¿podemos creer que con esta pandemia solo cerraron 4.992 comercios como dice el CEP XXI, siendo que ese rubro fue de los más afectados? Como dijimos antes: a) cierre de empresa no implica baja de CUIT; b) las 41 mil pymes cerradas incluyen a todos los rubros y no solo al comercio, como malinterpreta el CEP XXI.
  • Error 7: en ningún momento CAME habla de despidos, sino de ocupados afectados, entre los que se incluye a los dueños de esas 41 mil empresas que cerraron, que pueden ser 2 o 3, a empleados despedidos, empleados con recortes de sueldos o de horas de trabajo. Muchos ocupados pasaron a la informalidad, como indicó el INDEC en su último informe de empleo.
  • Confirmación de nuestros datos 1: el Colegio Profesional Inmobiliario porteño señaló ya en junio que solo en CABA, el 22 % de los locales habían rescindido el contrato de alquiler.
  • Confirmación de nuestros datos 2: según FECOBA, cámara socia de CAME pero independiente, de un relevamiento entre 45.500 locales en 184 arterias comerciales de CABA, la tasa de cierre subió de 9 % en 2019 a 15 % a fines de 2020. Se relevaron 21 mil locales cerrados.
  • Confirmación de nuestros datos 3: otra de las mayores cámaras de comercio del país también expresó en números al fenómeno. En el primer bimestre de 2020, antes de la llegada del COVID-19, los locales cerrados crecieron 13 % anual, y a fines de junio, ya había 16.000 con cartel “se alquila” en el interior del país (sin CABA). Incluso se alertó que 100.000 locales cerrarían en todo 2020.
  • Confirmación de nuestros datos 4: otro dato intuitivo es que, si entre 2013 y 2015 la tasa promedio de locales vacíos fue 6,8 % como dice el CEP XXI, con la profundidad de esta crisis y el tendal de cierres visto en las calles, la tasa de 15,6 % llega a ser incluso moderada.
  • Falla en las cuentas 1: en el último párrafo de la página 3, el CEP XXI sugiere que es imposible que en 12 días hábiles 33 encuestadores hayan relevado 82.629 comercios, porque serían 2.500 comercios por encuestador. Esa cuenta es errónea. Se calcula por calle. Lo correcto es que en 12 días hábiles cada encuestador caminó en promedio solo 4 calles.

En sus críticas, el informe oficial también desmerece nuestras mediciones de ventas minoristas mostrando el sesgo de negatividad de las pymes cuando informan la evolución de sus ventas. Desde CAME conocemos perfectamente ese efecto y se lo explicamos siempre a quienes nos consultan. El sesgo inverso ocurre cuando el ciclo es positivo.

Consideramos que ese sesgo no debería ser utilizado para desmerecer nuestros datos, sino aprovechados para sacar patrones de comportamientos sobre las pymes. Pero incluso así, hay que ser cuidadosos al comparar: el CEP XXI mide evolución en la “facturación” para todo el universo pyme sobre datos de AFIP, y CAME mide la evolución en las “cantidades vendidas” sobre una muestra de solo 1.100 comercios.

Dedicar tanto tiempo y capital humano a refutar cada línea de nuestros datos y cometiendo más errores de los que pueda tener nuestro informe, no tiene demasiado sentido. Conocemos los puntos débiles de la información que brindamos y vamos mejorando año tras año. Quizás sería valioso que puedan acompañar mensualmente nuestros datos corrigiendo los sesgos, algo posible con una serie de ventas de tanta antigüedad como es la de CAME.

La pandemia nos tomó a todos por sorpresa. No es culpa del Gobierno. Es una pandemia internacional. Nuestros estudios buscan reflejar su impacto en las pymes para que podamos, Gobierno y empresas, trabajar en conjunto y pensar cómo salimos al menor costo posible.

No queremos caer en la misma confusión de escribir 8 páginas para justificar lo que la realidad muestra. Solo pedimos 8 acciones: que nos escuchen, que nos entiendan, que nos atiendan, que nos consulten, que nos participen, que nos ayuden, que nos respeten, y que reconozcan en acciones y no solo en palabras, el valor de las pymes para el desarrollo local. 

Para acceder a la carta enviada a Matías Kulfas, clic aquí.

Para acceder a la carta enviada a Daniel Schteingart, clic aquí.

Marcas de Calzado anticipan liquidación para paliar la caída de ventas de 2020

Fuente: Cronista ~ Buscan atraer compradores. Los descuentos, en general, comienzan en febrero. Hoy, en los shoppings, los locales están al 50% de lo que eran en marzo pre-pandemia.

“Liquidación”. “Llevate tres prendas y paga dos”. “Todo al 50%”. Estos son solo algunos de los carteles que, en la última semana, comenzaron a invadir las vidrieras de las principalesmarcas de indumentaria y calzado. El año 2021 llegó con rebajas y promociones anticipadas. “Las ventas fueron muy flojas durante todo el año pasado, por lo que, ahora, hay que hacer descuentos para poder mover stock”, explicaron desde la cámara que agrupa al sector.

En general, las liquidaciones de verano comienzan en febrero y duran hasta mediados de marzo, cuando arranca la nueva temporada. Lo cierto es que, en este año atípico, el comportamiento cambió por completo.

“En realidad, hubo liquidaciones y descuentos durante todo el semestre. Las marcas tuvimos que hacer descuentos porque los shoppings, recién, abrieron el 12 de octubre, apenas una semana antes del Día de la Madre. Y las ventas fueron flojas, sumado a una reducción del horario de atención. Con lo cual, no había forma de vender el volumen que se requería”, explicó al respecto Claudio Drescher, director estratégico de Jazmín Chebar y presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

“Hay tres bloques. Primero, están las marcas formales argentinas, que están en los grandes shoppings y avenidas. Esas marcas son las que más dificultades tuvieron para enfrentar el año. Después, hay un 80% de marcas informales, que se maneja de forma paralela, tanto con telas y confeccionistas. Ellos pudieron vender un poco más porque son los que más aumentaron los precios. Por último, están las marcas importadoras, que tomaron el dólar de hoy comparativamente con el del año pasado y han puesto los precios en divisa estadounidense”, describió Drescher al sector en la actualidad.

Según el último informe difundido por la CAME, las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron un 8% en diciembre frente a igual mes de 2019 y finalizaron el año con un retroceso de 21,4%. La entidad destaca que las ventas en el rubro Indumentaria se achicaron 11,9% en el último mes del año versus 2019. Los más afectados fueron los locales de galerías y los orientados a ropa de fiesta.

Y, si bien hoy se ven más ofertas, algunas marcas aseguran que las estrategias de promos y descuentos ya habían empezado en diciembre.

Las ventas están mas retraídas previo a la pandemia. Lo que fuimos haciendo fue adelantar acciones puntuales para incentivas la demanda”, indicó Valeria Sala, responsable de marca en Rapsodia. La rebajas y los beneficios con ciertos bancos generaron mayor afluencia de público en los locales físicos. “Lo que sí se dio hasta noviembre fue muy fuerte el e-commerce. Pero ya diciembre y enero se notó la nueva normalidad, con probadores habilitados y las tiendas con clientes nuevamente”, agregó Sala.

“Las liquidaciones anticipadas son una consecuencia en parte de la pandemia. Hoy, las empresas tienen que pagar sueldos y gastos esenciales y liquidan contra stock”, argumentó, por su parte, Ernesto Del Burgo, presidente de la Cámara de Innovación Textil y Afines (Caita).

Para el especialista, ni si quiera las fiestas de fin de año pudieron darle respiro al sector que atravesó un 2020 para el olvido. “En lo que respecta a las ventas de Navidad, que es siempre el momento donde más se trabaja, apareció muy fuerte la venta ilegal en todo el país”, sostuvo. “Volvió la falsificación de marcas en zonas mayoristas tomando la calle y ferias abarrotadas de gente”, sentenció.

Desde Caita, informan que las ventas cayeron un 30% durante todo el año pasado comparado a 2019. Lo cierto es que los centros comerciales cubiertos fueron los más perjudicados y, a tres meses de su reapertura, se recuperan muy lentamente. “Hoy, estamos a un 50% en ventas en shoppings comparando los números de marzo del año pasado previo a la pandemia”, concluyó Drescher.

Lo cierto es que la dificultad de importar cierta materia prima y el alza de las telas generó fuertes aumentos en los productos y menos stock de mercadería, un escenario que no ayudó en medio de la pandemia del coronavirus.

Hay problemas de abastecimiento. Esto se da porque algunos talleres cerraron o tienen casos de Covid-19 y, sobre todo, por la dificultad de traer materia prima importada”, indicó al respecto Sala.

Hoy, estamos en pleno enero trayendo nueva mercaderia de verano, cuando eso, antes, no sucedía. Eso hará que se retrase la colección de invierno”, describió Salas, de Rapsodia.

Se extiende el programa Ahora 12 hasta el 31 de marzo de 2021

Fuente: Argentina.gob ~ La Secretaría de Comercio Interior, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, extendió el programa Ahora 12 hasta el 31 de marzo de 2021, manteniendo los tres meses de gracia para abonar las compras financiadas en 12 y 18 cuotas, y con la posibilidad de realizar las compras todos los días de la semana.

Además, según la resolución 730/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial, se elevó el tope máximo de financiación para la compra de motos, que pasó de $180.000 a $250.000. Este rubro del programa tuvo una facturación anual de 14.335 millones de pesos.

Esta decisión va en línea con los objetivos centrales del programa Ahora 12, que además de fomentar el consumo busca privilegiar la compra-venta de bienes de consumo durables de producción nacional, de modo de promover el desarrollo de la industria local y la generación de empleo a través de facilidades para el financiamiento.

Con Ahora 12 se pueden adquirir productos de línea blanca; indumentaria; calzado y marroquinería; materiales y herramientas de la construcción; muebles; bicicletas; colchones; libros; artículos de librería; anteojos y lentes de contacto; juguetes y juegos de mesa; neumáticos, accesorios y kit de conversión de vehículos a gas GNC y repuestos; instrumentos musicales; computadoras, notebooks y tabletas; artefactos de iluminación; televisores; perfumería; pequeños electrodomésticos; servicios de preparación para el deporte; equipamiento médico; máquinas y herramientas.

También se pueden pagar en cuotas los servicios de turismo; servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar; servicios de cuidado personal; servicios de organización de eventos y exposiciones comerciales; servicios de instalación de alarma; y balnearios.

Además, con el objetivo de ampliar las posibilidades de capacitación y bienestar de la población, el programa mantiene la financiación para servicios educativos, gimnasios y talleres de reparación de vehículos automotores y motocicletas.

Entre enero y noviembre de 2020 las ventas con el programa Ahora 12 alcanzaron los 507.144 millones de pesos, realizadas a través de más de 49 millones de operaciones. Los rubros que encabezan el ranking según su facturación son: línea blanca, con el 23% del monto total; le sigue indumentaria, con el 18%; y materiales para la construcción, con el 14%. También presentaron gran dinamismo los rubros de pequeños electrodomésticos (9%) y el de muebles y colchones (6%).

En noviembre, las ventas del programa aumentaron 2% respecto al mes anterior, y se convirtió en el mes con la mayor facturación del 2020, con operaciones por más de 65.845 millones de pesos. Luego del crecimiento registrado en octubre, motorizado por las compras del Día de la Madre, las ventas de los principales rubros mantuvieron un buen desempeño: Línea Blanca (5%), Indumentaria (7%), Pequeños electrodomésticos (5%) y Calzado y Marroquinería (3%). Turismo reapareció entre los rubros de mayor facturación del programa con un incremento intermensual de 118%, impulsado principalmente por el programa oficial PreViaje.

Al analizar los consumos por el tipo de financiación, se destaca que casi la mitad de las ventas (el 48%) se concentran en los planes de 12 cuotas, seguidos por el de 18 cuotas, que acapara el 22% de las transacciones. Cabe destacar que en ambos planes se mantienen los tres meses de gracia para abonar la primera cuota. En tanto, los planes en 3 y 6 cuotas representan el 14% y el 15% de las ventas, respectivamente.

Con esta renovación, los productos de origen nacional y servicios podrán ser adquiridos en 3, 6, 12 y 18 cuotas fijas mensuales para los consumidores. Para los comerciantes se mantienen las mismas condiciones financieras y se mantiene el marco normativo vigente.

Para más información www.argentina.gob.ar/ahora-12

PyMEs ya pueden solicitar préstamos para inversión a tasas subsidiadas

Fuente: CIC ~ La Línea de Inversión Productiva LIP PyMEs, con tasa bonificada del 25% por el FONDEP y seis meses de gracia, financiará proyectos de hasta $70 millones por empresa.

La Línea de Inversión Productiva LIP PyMEs ya está disponible en 21 bancos públicos y privados de todo el país. Se trata de créditos con tasa de interés bonificada del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación que financiarán proyectos de hasta $70 millones por empresa, con un primer cupo de $20.000 millones.

Los créditos LIP PyMEs tendrán un plazo de hasta 61 meses con seis de gracia, y una tasa de interés subsidiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) del 25% anual los dos primeros años. De esa tasa se podrán bonificar dos puntos porcentuales más en el caso de PyMEs que registren exportaciones en los últimos 24 meses, y un punto porcentual extra en el caso de las PyMEs que sean lideradas o propiedad de mujeres. De esta forma, la tasa bonificada puede llegar hasta el 22% anual de acuerdo a las características de la empresa solicitante.

El préstamo podrá destinarse a la adquisición de bienes de capital de producción nacional -incluyendo leasing- y a la construcción o adecuación de instalaciones con un tope del 20% de capital de trabajo asociado. Los bienes de capital a ser financiados podrán tener hasta un 30% de componentes importados y la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA) actuará como entidad de consulta de fabricación nacional de las entidades bancarias.

El secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz, resaltó: “Estamos trabajando en la reactivación productiva y las pequeñas y medianas empresas son actores fundamentales de este proceso. Nuestro objetivo es acompañarlas para que puedan llevar adelante proyectos a mediano plazo que les permitan crecer y producir más. Cuando las PyMEs invierten en maquinaria, en tecnología para actualizar sus líneas de producción, en ampliar sus instalaciones, estamos generando más trabajo”.

La línea LIP PyMEs forma parte del Plan de Reactivación e Inclusión Financiera que anunció el presidente Alberto Fernández junto al ministro Matías Kulfas en noviembre y se suma a las 21 líneas que ya puso en marcha la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores a lo largo del 2020, a través de las cuales ya se otorgaron 642.000 créditos a PyMEs, monotributistas y autónomos.

Para garantizar una oferta crediticia federal, esta línea estará disponible en las sucursales de todo el país de los siguientes bancos: Banco de la Nación Argentina, Banco de la Provincia de Buenos Aires, Banco HSBC, Banco Credicoop, Banco Santander, Banco Macro, Banco de Córdoba, Banco ICBC, Banco Hipotecario, Banco Patagonia, Banco de Santa Fe, Banco Galicia, Banco de la Ciudad de Buenos Aires, Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Banco de la Pampa, Banco Rioja (BACS), Nuevo Banco de Entre Ríos, Banco de Corrientes, Banco de la Provincia del Neuquén, Banco de San Juan, Banco de Santa Cruz. A estas entidades se le sumarán próximamente el BBVA Banco Francés, Banco Supervielle, Nuevo Banco del Chaco y Banco del Chubut. Una vez colocado este primer cupo, se realizará una nueva subasta de $20.000 millones en las próximas semanas.

La hora de la industria

Fuente: Bae ~ Opinión del secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa de la Nación

El General Perón decía que “El desarrollo industrial no es cuestión de estar hablándolo siempre teóricamente y en los papeles. El desarrollo es como el apetito que viene comiendo: hay que empezar a hacer”. Hacer.

La política industrial de una Argentina que arrastraba cuatro años de desindustrialización y que se vio amenazada por el entorno pandémico del Covid-19 necesitaba que se empiece a hacer. Y así fue. Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo liderado por Matías Kulfas se desplegó una agenda industrial para tales desafíos que hoy empieza a mostrar sus resultados en números y anuncios de inversión. Y que es el fruto de una estrategia de trabajo coordinada y elaborada; tanto en lo industrial manufacturero, como la economía del conocimiento y la gestión del comercio exterior.

En materia industrial nos propusimos como ejes impulsar el desarrollo de proveedores nacionales en sectores clave, promover el desarrollo productivo regional y trazar el camino estratégico para cada uno de nuestros sectores industriales. Y allí se puso el foco.

Con el Programa de Desarrollo de Proveedores 2020 se alcanzó a 80 proyectos con $2.200 MM en aportes no reembolsables (ANRs), bonificaciones de tasas y asistencias técnicas; para que empresas industriales de todo el país fortalezcan sus capacidades para ser oferentes en grandes proyectos.

En las economías regionales, el relanzamiento del Programa Nacional de Parques Industriales aprobó 14 proyectos por un total de $ 756 millones en ANRs; recuperando un instrumento de política industrial con capacidad de ordenamiento territorial y desarrollo regional.

Y en el trabajo cuerpo a cuerpo con nuestros sectores productivos, instrumentamos el Acuerdo Económico y Social, un espacio de diálogo y trabajo entre Estado, empresarios y trabajadores, donde consensuamos la dirección estratégica de los sectores industriales, lo que será un insumo para el capítulo productivo del Consejo Económico y Social impulsado por el Presidente de la Nación Alberto Fernández. En 39 encuentros con 16 cadenas de valor, más de 50 cámaras empresariales y 20 sindicatos alcanzamos consensos productivos sectoriales y definimos las agendas de trabajo 2021-2023 para mejorar su competitividad, inserción internacional y capacidades tecnológicas y de integración local.

Además del trabajo estratégico, estas mesas fueron el espacio de impulso a acciones concretas con impacto en el corto plazo: financiamiento a la oferta y a la demanda (créditos del Banco Nación y BICE, Plan Mi Moto, Plan 36 cuotas BNA electrodomésticos, línea exclusiva para la industria naval, Programa PC Docentes), baja de derechos de exportación y suba de reintegros para insumos elaborados y bienes finales industriales, modificación de regímenes y mejoras normativas y detección de oportunidades de comercio exterior, entre otros aspectos.

El camino para el desarrollo argentino hoy debe tener fuertes herramientas para el impulso a la economía del conocimiento. El conocimiento genera empleo, más producción, más riqueza. Y esta industria está presente en todo el territorio nacional con 37 clusters de Software y Servicios Informáticos, 8 clusters de otras tecnologías (aero-espacial, satelital, biotecnología, audiovisual), 14 Parques Tecnológicos y Distritos de Innovación y 15 proyectos de nuevos nodos de Economía del Conocimiento.

A la promulgación de la nueva Ley de Economía del Conocimiento y su reglamentación, que genera un entorno fiscal y de incentivos para el desarrollo del sector, al tiempo que corrige asimetrías de su versión anterior; le sumamos una profunda agenda de apoyo sectorial, invirtiendo más de $800 millones en ANRs y beneficios fiscales para 76 proyectos del programa Soluciona, 82 proyectos de Municipios financiados con ANR Capacitación y 19 proyectos de Biotecnología que obtuvieron beneficios fiscales. A su vez, impactamos en la formación que tendrá lugar para los 157.000 inscriptos de todas las provincias en el Argentina Programa.

Una política industrial activa necesita de una política de comercio exterior inteligente y pragmática; que no se enamore de instrumentos sino de los objetivos de inserción internacional de nuestra producción y desarrollo de nuestro mercado interno. En materia de gestión comercial externa recuperamos instrumentos de política comercial; en 2020 tuvieron lugar 20 aperturas de investigación anti-dumping, 4 medidas preliminares (2 con derechos) y 15 medidas finales (14 con derechos). A su vez, trabajamos para profundizar la agenda Mercosur en términos de política industrial regional, orientados a potenciar las fortalezas que tiene la coordinación con nuestros vecinos estratégicos.

En 2020 el estado estuvo presente allí donde se lo necesitó. Con la asistencia para la emergencia con ATP y crédito, pero con el apoyo estratégico que implica tener la vocación de recuperar las herramientas productivas que nos permitan tener una mejor industria, generadora de valor, conocimiento, empleo y divisas.

El 2021 que inicia será el de la recuperación de la industria, donde consolidaremos estos instrumentos. Será el año para discutir una nueva ley de compre nacional, que mejore las oportunidades de nuestras PyMEs para desarrollar proyectos que las inviten a innovar y crecer y que potencie el rol de las compras estatales perfilándolo a tono con las mejores prácticas internacionales de países desarrollados.

Será un año para profundizar el vector de internacionalización de nuestra producción, con mejores incentivos e inteligencia de la geopolítica industrial que se abre en un escenario mundial inédito. Será el año para fortalecer los incentivos federales en cada región en materia de economía del conocimiento y cadenas industriales de incidencia regional. En 2021, recorreremos con cada sector industrial el camino que hemos consensuado entre estado, empresas y sindicatos.

Y como el camino se hace al andar seguiremos haciendo. A cada paso, una solución, una idea, trabajando codo a codo.

Tener industria es una decisión política. Y en nuestro gobierno es una decisión tomada. Porque sabemos la Argentina que queremos; una Argentina industrial y desarrollada que nos ponga en el lugar que merece nuestro pueblo y su maravillosa densidad productiva.

Información sobre venta ilegal en zona Flores

Fuente: FECOBA ~ Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) compartimos la información relativa a la venta ilegal y ocupación del espacio público en la zona de Flores, en especial la comprendida entre las calles adyacentes a la Av. Avellaneda, Bogotá entre Av. Nazca y Cuenca, Argerich entre Av. Avellaneda y Bacacay, entre otras.

Lamentablemente, el avance de la venta ilegal y la ocupación del espacio público atenta contra el comercio legalmente establecido, adicionando, que detrás del vendedor ilegal que trabaja sobre una manta, hay una organización delictiva que incluye fraude marcario, contrabando, dudosa procedencia de los bienes comercializados y trata de personas. A eso se le suma la defraudación contra el tesoro público, por la venta no gravada, por lo que, desde FECOBA y trabajando en conjunto con los organismos de control, fiscalía y gobierno porteño, realizamos las gestiones correspondientes para proceder a restablecer el legítimo derecho de los casi 5.000 comerciantes, como la del pasado 23 de diciembre

En las últimas semanas, y según la información brindada por la entidad que representa los intereses de los comerciantes de la zona, los aproximadamente 2.000 vendedores ilegales, que se establecieron, en especial sobre la calle Bogotá, Cuenca, Argerich y otras, han tomado el control de las calles y se han suscitado hechos de violencia, como el registrado el pasado 22 de diciembre. También hay aproximadamente 50 puestos de comida callejeros, que no sólo son ilegales sino que atentan contra la salud pública de la población; esta caótica situación afecta directamente el normal desempeño de la actividad comercial traduciéndose esto en una caída en las ventas en los comercios de un 30% menos que el año anterior, en pesos.

Los salarios crecieron 4,1% en octubre y le ganaron a la inflación por primera vez en pandemia

Fuente: Ambito ~ Aumentos en los gremios de Bancarios (6%), Camioneros (7%), Cuero (7%), Alimentación (9%), Gastronómicos (16%), Indumentaria (20%), Calzado (13% más suma fija de $5.000) y Comercio (suma fija de $5.000) explicaron buena parte de la mejora.

Impulsados por diferentes paritarias dentro del sector privado, los salarios crecieron 4,1% en octubre y le ganaron a la inflación por primera vez desde la irrupción de la pandemia de Covid-19, según datos que difundió este martes el INDEC.

Los ingresos de los trabajadores del sector privado registrado, el principal componente del índice de salarios total, treparon un 5,3%.

Al respecto, fuentes del Ministerio de Economía acotaron que en el décimo mes del año se verificaron aumentos en los gremios de Bancarios (6%), Camioneros (7%), Cuero (7%), Alimentación (9%), Gastronómicos (16%), Indumentaria (20%) y Calzado (13% más suma fija de $5.000). Paralelamente, el Sindicato de Comercio, el más numeroso del país, acordó una suma fija de $5.000.

Por su parte, los sueldos de los empleados públicos subieron un 3,1%, por debajo de una inflación que fue del 3,8% en igual mes, según el propio INDEC. En tanto que los ingresos de los trabajadores informales aumentaron 2,2%, aunque cabe remarcar que este último dato tiene un rezago de cinco meses.

Con estos números, en los primeros 10 meses de 2020 los salarios acumularon una suba del 26,5%, apenas por debajo del 26,9% de inflación que se observó para el mismo período. Sin embargo, el dato positivo es que aumentaron por encima del índice de Precios al Consumidor (IPC) por primera vez desde febrero.

En términos reales e interanuales, el Índice de Salarios redujo la tasa de caída hasta -3,2% desde el -3,5% de septiembre. Esto se debió fundamentalmente a la menor caída en el sector privado registrado, donde los haberes se redujeron -2,0% interanual en relación con el -3,1% observado en septiembre.

Crece la exportación de calzado argentino en los últimos meses

Fuente: Fashion Network ~ Entre agosto y noviembre de 2020 Argentina exportó 12 000 pares de calzado terminado mediante “Exporta Simple”, según datos del Departamento de Comercio Exterior de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC).

Este número representa un incremento del 58 % en relación a la cantidad exportada en los primeros siete meses del año. A su vez, en el mes de noviembre se exportaron mediante esta modalidad 3200 pares de calzado, lo que significó el pico máximo de pares exportados en lo que va del año.

“Exporta Simple” es un sistema que permite exportar en forma simplificada envíos de hasta 15 000 dólares y se realiza a través de Couriers autorizados. La CIC acordó un esquema de tarifas con la empresa Fedex ofreciendo grandes descuentos para todos sus socios.

Desde el año 2017, Argentina exportó mediante este sistema 65 500 pares de calzado terminado por un total de 1 562 000 dólares y a través de 525 operaciones. En cuanto al destino, los mismos se dirigieron a 30 países, siendo el mayor destino Estados Unidos (54 %), seguido por Chile (14 %), Uruguay (8 %), Colombia (7 %) y España (6 %).

Se derrumbó 31.3% el consumo de calzado en Argentina

Fuente: Serma.net ~ Lo indicó el informe de IES Consultores, sobre los 10 primeros meses de 2020 respecto al mismo periodo de 2019. Aunque los índices de 2020 demostraron fuertes caídas, el 2021 se presenta con expectativas positivas para el sector del calzado argentino

Según el reciente estudio realizado por la consultora de Investigaciones Económicas Sectoriales -IES- sobre el sector calzado, la cuarentena impactó fuertemente la actividad, que arrastraba problemas estructurales en los últimos años.

Producción

La fabricación de calzados entre Enero y Octubre de 2020, según estimaciones del mercado, alcanzó los 48 millones de pares, lo que significó una contracción del 30% respecto a igual periodo de 2019.

Consumo

Por su parte, el consumo aparente de calzados para el acumulado de los 10 primeros meses de 2020 registró un total de 61 millones de pares, con una baja del 31.3% en comparación con idéntico lapso de 2019.

Importaciones

Desde Enero a Octubre de 2020, las importaciones del sector calzado y sus partes totalizaron US$ 236 millones, con una caída del 33.2% en relación a igual periodo de 2019. En tanto, las compras al exterior en cantidades presentaron un descenso del 30% que correspondió a 14 millones de pares frente a los 20 millones del mismo periodo de 2019.

El principal proveedor externo fue Vietnam con una participación del 30.8% en valores de compra, seguido por Brasil con el 28.5%.

Exportaciones

Las ventas de calzados y sus partes al exterior presentaron una contracción del 62.5%, en el acumulado de Enero a Octubre de 2020, alcanzando los US$ 3 millones frente a los US$ 8 millones de 2019.

En volúmenes, las exportaciones cayeron un 63.1% en el periodo analizado de 2020 al completar los 159 mil pares frente a los 430 mil pares del mismo periodo de 2019.

El destino de la exportaciones fue liderado por Uruguay con el 66.7% del total, seguido por Chile con el 20.3% y Estados Unidos con el 6.7%.

Considerandos

Sobre la evolución del sector, el informe de IES Consultores señaló que “la producción de calzados presentó una fuerte contracción y una importante caída en la demanda en el acumulado de diez meses de 2020 a raíz del confinamiento. A los problemas estructurales que mostraba el sector en los últimos años, con importantes pérdidas de empleo consecuencia de la baja en la actividad desde el año 2016 por la apertura de la economía, la cuarentena obligatoria terminó de darle el golpe de gracia a muchas empresas del sector. Luego de los meses más duros del aislamiento, comenzó la reapertura gradual de las fábricas de calzado, pero los niveles de actividad no lograron un significativo repunte. El Gobierno ha brindado asistencia a las empresas, como créditos a tasas accesibles y el pago de sueldos a través del programa ATP –Asistencia al Trabajo y la Producción-. Por otra parte, la menor circulación de personas provocó una baja en la demanda de calzados que agudizó los problemas del sector, debido a la fuerte merma del empleo y los salarios reales. Hacia adelante, se puede esperar una recuperación, debido a la reapertura de la economía y los bajos niveles que presenta la industria, pero la actividad se mantendrá en bajos volúmenes. Además, un Gobierno con tendencia a proteger el mercado interno impactaría positivamente sobre la oferta vía subas de precios y rentabilidad”.

Futuro promisorio

Finalmente, dentro del capítulo de las perspectivas del sector, el director de IES Consultores, Alejandro Ovando, expresó que “la situación actual es compleja pero tendería a mejorar hacia el año entrante, aunque la industria operará con bajos niveles en términos históricos. Luego de un año de fuerte contracción, la noticia de una posible vacuna para aplicar en Argentina podría marcar la normalización de la economía, y con ella el sector del calzado podría ser uno de los beneficiados, luego de los mínimos de actividad de 2020. Un salario que se iría recuperando al ritmo de los niveles de actividad y un empleo que dejaría de caer, en conjunto con un mayor nivel de protección efectiva en términos arancelarios, podría marcar un punto de inflexión tanto en el corto como en el mediano plazo sobre la tendencia que arrastra el segmento desde 2016”.

Pymes: inminente impulso del Gobierno al “compre argentino”

Fuente: Amibo ~ Se espera que la próxima semana se reabra una mesa de diálogo compuesta por funcionarios, representantes empresariales y sindicatos para trabajar con el proyecto.

Se termina un año particularmente complejo para el sector productivo, golpeado por la pandemia y los vaivenes de la economía. Sin embargo, la crisis también generó nuevas oportunidades y propuestas que podrán motorizar la recuperación en 2021. Uno de ellos será el proyecto de ley “compre argentino”, que impulsará la generación de nuevos puestos de trabajo y la reapertura de miles de pequeñas y medianas empresas. Así lo reconoció Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), quien remarcó que en los próximos días se avanzará en una mesa de diálogo junto con el Gobierno y los sindicatos para continuar dándole forma al plan.

A modo de balance sobre el año que finaliza, Rosato destacó la ayuda del Gobierno con los ATP para contener a miles de pymes que se encontraban en crisis, como a otras medidas que permitieron mantener la producción: “Como, por ejemplo, no cortar la cuenta de los bancos, con no cortar la energía, en un momento muy difícil donde muchas pymes no tenían ni para pagar la energía, y extender la deuda impositiva hacia adelante, creo que fue importante para salvar pymes”.

Además, sostuvo el dirigente pyme, la pandemia “sirvió para valorizar al sector, a la mano de obra y al trabajo argentino”. “Surgieron propuestas, proyectos, para ver cómo motorizamos a la industria. Y sirvió para entender que tenemos que potenciar la producción nacional de materias primas, para poder abastecer y no depender del exterior. Sirvió para entender la importancia de la competitividad, que debemos mirar más al sector pyme para que pueda ser competitivo. Y la unión, que hemos plasmado en el Congreso Industrial, para generar acciones buscando la manera de salir de esta situación”, remarcó Rosato, quien detalló: “El Congreso sirvió para alcanzar acciones que estamos llevando adelante junto con el Gobierno, entre ellas el proyecto de ley Compre Argentino, que lo consideramos sumamente importante. El Gobierno está elaborando este nuevo proyecto, con el cual también colaboramos junto con los sindicatos, y tiene que ver con un proyecto más integrador. Un proyecto de ley que va a generar sin ninguna duda más mano de obra nacional, más trabajo, porque va a impulsar que las empresas grandes que compren en lo posible más productos argentinos: maquinarias, repuestos y demás”.

La sustitución de importaciones en, por ejemplo, repuesto de maquinaria, impulsará la reactivación de miles de empresas. “Eso ocurre en todo el sector de petróleo, minero, pero tranquilamente se puede sustituir importaciones y comprar en Argentina y va a generar mucha mano de obra. Va a poner en marcha otra vez las empresas. En los últimos cinco años, se cerraron más de 6000 pymes industriales. La idea es recuperar esas 6000 pymes y generar 10.000 pymes más. Porque si uno toma en cuenta la cantidad de mano de obra, de trabajadores en informalidad que tenemos en Argentina, estamos en condiciones de poder generar en forma inmediata 10.000 pymes más. Que se puede lograr a partir de una propuesta, de la reindustrialización en Argentina”, señaló Rosato.

En relación a ello, en los últimos días se llevaron a cabo reuniones entre los representantes de las pymes y sindicatos junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el secretario de Industria, Ariel Schale, y el secretario pyme, Guillermo Merediz. “El ministro se comprometió a que el 4 de enero esa mesa se reabra, para comenzar a trabajar en conjunto en el proyecto de Compre Argentino”, aseguró Rosato.

Lo que busca el proyecto, que fue presentado al Gobierno semanas atrás por dirigentes de Industriales Pymes Argentinos, la Mesa Nacional de Unidad Pyme, la CGT y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), entre otros,es “ampliar el alcance de la actual legislación para incluir a las empresas subsidiarias o consignatarias del Estado en las compras a proveedores nacionales, como también contemplar la creación de una etiqueta que reconoce a aquellas firmas que voluntariamente se adhieran a la norma”.