Las ventas por el Día de la Madre cayeron 25,1% en relación a 2019, según CAME

Las ventas por el Día de la Madre cayeron este año 25,1% en relación a las cifras de 2019, una merma originada en faltantes de mercadería y las restricciones de movilización impuestas por la pandemia de coronavirus, según un relevamiento difundido hoy por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Fuente: Telam ~ “Los faltantes de mercadería, los ingresos insuficientes en los hogares, el temor a que la situación económica empeore, los protocolos estrictos para ingresar a los locales físicos y en algunas localidades las restricciones que todavía existen para circular, afectaron fuerte la venta”, explicó CAME en el documento.

La caída de este año es la tercera consecutiva en esta tradicional fecha, ya que en 2019 hubo una merma del 12% respecto a 2018 y, ese año, el descenso fue de 13,3% en relación a 2017, último año en que los registros de la entidad observaron un leve crecimiento del 1,1%.

“Ya la temporada pasada la fecha había sido muy pobre por la recesión económica. Y este año se profundizó esa dificultad con la crisis sanitaria”, explicaron.

Pese a esto, se observó una suba en el tique promedio, que se ubicó en $ 1.604, o 45,8% por encima del promedio registrado el año pasado.

Lo mismo había ocurrido en 2019, cuando las cantidades vendidas por los comercios minoristas tuvieron un promedio de $ 1.100, o 37,5% por encima de 2018, cuando se ubicó en $ 800.

En la ciudad de Buenos Aires, la apertura de los shoppings, que no fueron medidos en el presente relevamiento, “restó operaciones a los negocios de barrio”, explicó CAME.

En relación a esto, desde la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) resaltaron que las ventas en estos puntos polirrubros tras siete meses de inactividad, pudieron ayudar al repunte de la inédita caída del 85,1% interanual registrada en julio en los centros de compra.

La producción de indumentaria tuvo una caída interanual del 30,7% en agosto para confección de ropa y de 19,4% para telas e hilados, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De acuerdo a la CIAI, estas caídas “son sustancialmente menores a las registradas en los primeros meses del aislamiento (-78,2% en abril y -68,2% en mayo), lo que da cuenta de que la producción del sector está transitando hacia la normalización a niveles cercanos a la prepandemia”.

Asimismo, las ventas registradas este año por el Día de la Madre, reflejaron una situación que también fue advertida por la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), que observó que su rubro viene de “cuatro años de caída consecutiva “, con fuerte baja de la producción, suspensiones y despidos.

Otro de los factores que contribuyeron a la baja en las ventas, fue adjudicado por la entidad empresaria a la disminución de los encuentros personales derivados de las restricciones, lo que, según su criterio, provocó “una falta de regalos”.

Sin embargo, CAME consideró “posible” que en los días siguientes puedan concretarse “algunas compras más”, en un año que, en materia de obsequios calificaron como “muy malo”, sobre todo en las ciudades que resultaron más afectadas por la pandemia de coronavirus.

En relación al faltante de productos, el relevamiento los detectó tanto en productos importados como en los nacionales que requieren insumos provenientes del exterior, como los cosméticos, perfumes, artículos electrónicos y electrodomésticos.

“También escaseó stock en determinados modelos de celulares, que ya es un regalo común para esta celebración”, remarcaron.

Las conclusiones de la entidad que nuclea a las pymes arrojaron que el 82,2% de los comercios relevados “finalizaron la fecha con bajas anuales en sus niveles de actividad y que, si bien el 23,7% esperaba tener este resultado, un 58,6% se mostró más confiado en tener más actividad.

En cuanto a las promociones que buscaron captar la atención de los consumidores, el 65,5% de los negocios ofrecieron alguna oferta especial, además de las ya instaladas promociones con tarjetas.

Entre estas ofertas especiales, CAME destacó los descuentos en efectivo, obsequios con determinadas compras, y ofertas del tipo “tres por dos” o “dos por uno”, entre otras variantes.

Previo al relevamiento de la entidad, un informe realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom), había reflejado una caída en la facturación de 41,7% respecto del año pasado, con un tique promedio que estimaron en $ 900.

El trabajo previó pocas ventas de tecnología, donde el gasto mínimo promedio oscila los $ 10.200, y de indumentaria o calzado de primeras marcas, donde los precios mínimos parten de un promedio de $ 3.000.

Según los datos de Indecom, los medios de pago más utilizados para las compras fueron: tarjeta de crédito (42,7%), efectivo (23,2%), las tarjetas de débito (15,1%), la aplicación de MercadoPago (10,3%), otras billeteras virtuales (6,6%) y las transferencias bancarias (2,1%).

Calzado esperan poco repunte de la demanda pese a la mayor apertura de comercios

Los sectores de indumentaria y de calzado esperan que la demanda tienda a normalizarse en lo que resta del año, tras haber pasado la etapa de mayor aislamiento y cierre de comercios por la pandemia, aunque las ventas seguirán en terreno negativo respecto del año pasado.

Fuente: Telam ~ “No es un panorama floreciente para el sector de la indumentaria pero es mejor que cuando estaba todo cerrado; esto tiende a normalizarse, ahora esperamos no tener que volver hacia atrás y que el consumidor vaya tomando confianza”, dijo a Télam la gerente general de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), Alicia Hernández.

Por su parte, el titular de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), Horacio Moschetto, expresó a Télam que “estamos un poco esperanzados que con esta apertura levante un poco el nivel de consumo”, y observó que “se acerca fin de año, que es una oportunidad de consumo para nosotros”.

Dijo que “venimos de cuatro años de caída consecutiva de la producción de calzado; el año pasado tuvimos fuerte baja de la producción, suspensiones, despidos”.

“Desde antes nuestro sector viene atravesando momentos duros y cuando arrancamos el año nos agarró esta pandemia, no estamos en condiciones de recuperar ni levantar la producción”, señaló.

Afirmó que “toda esta semana empezamos a ver cierto repunte por el Día de la Madre, esperemos que continue en alza esta tendencia”, y aseguró que para esta temporada “hay cosas que fuimos haciendo durante el año que las tenemos en stock”.

El consumo de calzados registró una caída del 11,7% interanual durante el primer trimestre de 2020 con un total de 23,4 millones de pares, de acuerdo con el informe sectorial de la consultura Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Moschetto dijo que “el segundo semestre para los fabricantes de calzado siempre es más fuerte que la primera parte del año, porque es el período de Día de la Madre y Fiestas”.

“Después se extiende a la moda de verano, con ojotas y sandalias que es de menor costo que una bota o calzado de dama, entonces los volúmenes de venta son mayores”, concluyó.

A pocos días de la apertura de los shopping center, que reabrieron el miércoles pasado tras siete meses cerrados, Hernández observó que “están muy bajas las ventas” pese a que la apertura se dio “en una semana muy importante, previo al Día de la Madre, que es una semana comparable a lo que puede ser Navidad”.

Según la CIAI, en julio las ventas de ropa en los centros de compra cayeron 85,1% interanual, en parte porque “una importante proporción de la indumentaria del canal formal de fabricación se comercializa en los shopping center”.

En materia de producción, hubo una caída de 30,7% interanual en agosto para confección de ropa y de 19,4% para telas e hilados (datos del Indec), caídas que según la CIAI “son sustancialmente menores a las registradas en los primeros meses del aislamiento (-78,2% en abril y -68,2% en mayo), lo que da cuenta de que la producción del sector está transitando hacia la normalización a niveles cercanos a la prepandemia”.

Hernández señaló que “hay un problema serio de oferta” debido a que las empresas textiles estuvieron cien días paradas, hubo cierre de talleres, falta de insumos y las líneas de producción no están a pleno porque tienen personal licenciado.

Afirmó que “hay una contracción de la oferta y de la demanda”, y proyectó que en los comercios “este verano va a haber pocas prendas, poca variedad y un consumidor más cuidadoso por la baja del poder adquisitivo”.

En este contexto, dijo que “si no hubiera Ahora 12 estaríamos muchísimo peor, porque hoy son muy pocos los que compran con débito; las cuotas 3 y 6 son importantes para nosotros”.

Sobre los precios de la ropa, observó que “en el sector de venta informal subieron mucho los precios; el mercado no formal está impactando bastante en el índice de precios”.

Ropa y calzado, el rubro que más aumentó los precios en el año: por qué trepó un 60%, casi el doble que la inflación

Los industriales justifican los aumentos en los efectos de la cuarentena sobre la capacidad de producción y en el faltante de insumos importados que limitaron la oferta de fina

Fuente: Infobae ~ El Indec dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de septiembre y reveló que el rubro “Prendas de vestir y calzado” fue el que más subió respecto de igual mes del año previo: 57%, frente a un nivel promedio general que trepó 36,6% en términos interanuales. ¿Qué pasó? ¿Por qué saltaron tanto los precios de la ropa y el calzado cuando los locales estuvieron cerrados durante siete meses por la cuarentena que rige desde el 20 de marzo, con ventas que se desplomaron por no poder ser compensado con el auge del comercio online?

Justamente sucedió lo que en el sector de la indumentaria advertían que pasaría con las fábricas cerradas: la oferta se redujo, hay además menores importaciones de insumos por la escasez de divisas que determinó suba del 100% en un año de la cotización del dólar, y eso generó tensiones en los precios. A eso se le sumó el ajuste del costo de las materias primas que venían con valores rezagados.Sucedió lo que en el sector de la indumentaria advertían que pasaría con las fábricas cerradas y encarecimiento de las materias primas importadas

El salto en los precios de la ropa y el calzado ya se había registrado en agosto, cuando el aumento interanual había alcanzado el 62,5%. A partir de este dato, representantes de la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria (CIAI) se reunieron con el director del Indec, Marco Lavagna, para conocer la metodología de medición, en momentos de pandemia, con los comercios cerrados, y con la imposibilidad de hacer los testeos habituales de forma presencial.

“Las marcas nacionales aumentaron 45% año contra año, pero las que compran producto importado, entre 60% y 65%. El dólar estaba a $40 el año pasado y ahora está a $80. También el mercado informal subió 60% porque no hay ropa suficiente, ya que los talleres de costura estuvieron cerrados”, explicó a Infobae el presidente de la CIAI y dueño de Jazmin Chebar, Claudio Drescher, quien agregó que el promedio que realiza en organismo estadístico no es ponderado.

El aumento de las prendas importadas se explica por la suba del dólar oficial, mientras que en el caso de los productos nacionales, inciden los insumos provenientes del exterior, así como también los importantes aumentos que hubo en los productos textiles a nivel local.

Consultadas al respecto, desde la Fundación Protejer, afirmaron que la devaluación del año pasado y la inflación del 55% no pudo ser trasladada a los precios, y ahora se están dando esos ajustes.La devaluación del año pasado y la inflación del 55% no pudo ser trasladada a los precios, y ahora se están dando esos ajustes (Fundación Protejer)

“Veníamos de un 2019 muy malo, lo que hizo que a pesar de que inflación de más de 50%, ninguna fábrica pudiera trasladar a los precios la suba de costos, así como tampoco la del dólar. Eso se empezó a recomponer en enero y febrero, pero no había ventas y las fábricas venían trabajando al 40%. Y luego llegó la pandemia. Lo que ha pasado en el último tiempo es que se empezó a recomponer los precios que no habían ajustado antes”, dijeron fuentes del sector textil. Además, algunas fibras subieron en dólares, como por ejemplo la de algodón, que trepó 60% en un año.

Por otra parte, la demanda está superando la oferta. Hoy las fábricas no pueden abastecer la demanda existente y eso también genera aumento en los precios, reconocieron desde la fundación. “Es un tema circunstancial y temporal porque es el tiempo que tardan fábricas en ponerse en marcha. Mientras tanto, hay un valle”, agregó la fuente consultada.

De acuerdo con el Indec, mientras que la indumentaria aumentó en septiembre 57,3%, el calzado subió 53%. Consultado el secretario de la Cámara del Calzado, Horacio Moschetto, planteó que los precios salidos de fábrica no subieron más de 40% en el año, pero reconoció que las plantas están produciendo mucho menos volumen con mucho menos personal por la pandemia, lo que hace subir los costos. Además, dijo, “también aumentaron las materias y los insumos no sólo por la suba del dólar oficial, sino también por la incertidumbre que genera la amplia brecha cambiaria, y que en algunos casos está generando que los proveedores no tengan precio”.

El dueño de Mishka, Marcelo “Chelo” Cantón, afirmó a este medio que en su caso el aumento promedio fue del 33%, lejos del 57% marcado por el Indec. Dijo: “Mientras que el año pasado un par de zapatos costaba, en promedio, $8.430, esta temporada vale $10.674 (27% de aumento), en el caso de las carteras, subieron de $6.000 a $8.000 en promedio, (33% más)”.

Pero el diseñador de la marca reconoció que se realizó un “trabajo importante para bajar costos” y lo ayudó el cambio con Brasil, ya que importan mucho cuero y calzado del vecino país. Remarcó Cantón que tienen un cupo para importar que por ahora el Gobierno lo está manteniendo, pero si aumentan las restricciones por la falta de dólares, los costos se incrementarán, dijo.Hay un cupo para importar cueros y materias primas, por ahora el Gobierno lo está manteniendo, pero si aumentan las restricciones por la falta de dólares, los costos se incrementarán (Marcelo “Chelo” Cantón)

Con este escenario de precios, abrieron la semana pasada los shoppings en la ciudad de Buenos Aires, lo que generó una gran expectativa en los comerciantes. Algunos anticiparon que tuvieron buenas jornadas de ventas, pero en general hubo moderación. El gran motorizador del mercado son las 12 cuotas del programa Ahora 12, que ahora incorporó el beneficio de los tres meses de gracia.

Día de la Madre: un repunte en las ventas para los shoppings

Muchos comerciantes señalan que, de a poco, los clientes se animan a volver; hay estrictos protocolos sanitarios

Fuente: La Nación ~ La llegada del Día de la Madre fue como un bálsamo para la maltrecha economía de los shoppings de la ciudad, que reabrieron sus puertas esta semana, después de siete meses de cuarentena. Desde las primeras horas de hoy, hubo buen movimiento en los principales centros comerciales y aunque la capacidad de personas está limitada por los protocolos sanitarios, muchos comerciantes registraron un repunte de las ventas, especialmente en el rubro de indumentaria femenina. Pero el público no se acercó solamente a comprar, sino también para recuperar una clásica salida de fin de semana vedada desde marzo.

“Estamos acostumbrados a otro número, pero de a poco están empezando a volver los clientes fijos. Abrimos el miércoles y cada día vino un poco más de gente”, explicó Daniela, encargada de un local de ropa de mujer de la planta baja del Alto Palermo. El suyo, como todos los otros comercios del shopping, tenía un cartel visible en la entrada que indica la cantidad máxima de personas que podían permanecer al mismo tiempo: “Ahora son solo seis, antes en un Día de la Madre podía llegar a tener 30 clientes al mismo tiempo, pero estamos con muchas expectativas y por ahora viene bien”.

Para Maru Calderón y su hija Daiana, oriundas de Monte Grande, volver al shopping fue recuperar un momento compartido. “Ya pasamos la angustia de estar encerradas y creo que ahora hay que empezar a salir, con precaución y responsabilidad. Veo que la gente respeta la distancia y hay alcohol en gel en todos lados”, opinó Calderón. En la mano derecha cargaba la bolsa con el regalo que acababa de hacerle su hija.

También en el Paseo Alcorta los comerciantes registraron un repunte de las ventas. Fue casi imprevisto. “Uno esperaba otra cosa, pero para haber abierto hace muy poco no estamos tan por debajo de lo habitual -dijo Gisela Iglesias, encargada del local de zapatos Sarkany-. La gente está aprovechando mucho las promociones de 18 cuotas sin interés”.

Mientras hacía la fila en la puerta de un negocio para comprarle una cartera a su madre, Delfina, una joven vecina de Palermo, señaló que inicialmente había pensado en hacer la compra online. “Pero como vivo cerca, cuando me enteré que había abierto el Alcorta vine acá para poder verla y elegir. Y también aproveché para venir a cambiar ropa que había comprado por Internet al principio de la cuarentena”, contó.

En la entrada del Dot, en el barrio de Saavedra, un enorme cartel de led registraba a cada instante la capacidad ocupada del centro comercial. Cerca de las 15 era del 64,9%, es decir 1298 de las 2000 personas permitidas por protocolo. Para entrar había que pasar frente a una cámara termográfica y rociarse las manos con alcohol en gel. La distancia social, en general, se respetaba y todos llevaban tapabocas.

“Está todo mucho más caro que antes”, opinó Karen Raboni, una estudiante de 20 años. “Por eso conviene comprar promociones. Le compré unas remeras a mi mamá y me terminé comprando una yo también”, completó su amiga, Iara Pereyra.

La gran mayoría de los comercios del shopping estaban abiertos, aunque la concurrencia era superior en los locales más orientados al público femenino. “La gente está comprando, se ven pasar muchas bolsas. Pensamos que no iba a venir nadie y desde el jueves empezó a crecer. Esperemos que siga así”, dijo Rocío Morales, vendedora de un local de cosméticos.

Para Ezequiel Fugazza, en cambio, las cosas no marchaban tan bien. “Nosotros estamos vendiendo ‘chirolas’, hoy tuvimos solo tres clientes”, lamentó este encargado del local de indumentaria masculina Key Biscayne. Sin embargo, reconoció que “en las sucursales que están a la calle las ventas sí están repuntando mucho”.

Unos pisos más arriba, en el patio de comidas del Dot muchos también aprovecharon el paseo de compras para disfrutar de un almuerzo al aire libre. El sector cubierto no estaba habilitado, pero sí la terraza, donde al menos había unas 40 mesas ocupadas por familias, parejas y grupos de amigos que habían comprado su comida en los locales gastronómicos del interior, que hoy funcionan solo en modalidad take away.

Importante empresa internacional de indumentaria deportiva invertirá $400 millones en su producción local

La empresa PUMA Sports Argentina confirmó que invertirán $240 millones para aumentar la capacidad productiva de su planta en La Rioja y crear 100 puestos de trabajo. Además, destinarán $150 millones adicionales en dos nuevos locales en Buenos Aires, para los que contratará 40 empleados.

Fuente: Infobae ~ Así lo anticiparon autoridades de la multinacional alemana en una reunión que mantuvieron con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela.

El plan de inversión que presentó la empresa este viernes por videoconferencia representa un volumen adicional de 450 mil pares de zapatillas al año, que se suman a los 1,4 millones de pares que produce actualmente.

En el encuentro, el ministro se refirió a la situación actual del país, señalando que este es “un gobierno de producción y trabajo, porque son los dos ejes que articulan todo el funcionamiento de la sociedad argentina. Si logramos articular esto el país va a estar mucho mejor”.

“Defendemos el trabajo de las Pymes, de las grandes, de las cooperativas, de las nacionales, de las multinacionales. Estamos interesados en todas las inversiones; bienvenidas sean y si podemos ayudar a que este desarrollo se haga en diferentes provincias, mejor aún, para que la gente pueda desarrollarse en la provincia en la que nació”, agregó.

En tanto, el gobernador agradeció a la firma “no solamente por la inversión que hicieron y los puestos que van a crear sino porque ustedes afianzan la confianza en la Argentina. Esto debería tirar por tierra las versiones que quieren desacreditar a nuestro país en el sentido de que se nos van las empresas. En los últimos dos meses se hicieron anuncios en nuestra provincia por más de 50 millones de dólares, que implicarán la creación de cerca de 800 puestos de trabajo“.

El plan de inversión representa un volumen adicional de 450 mil pares de zapatillas al año

Por su parte, el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, destacó: “Lo que estamos llevando adelante por convicción del presidente y con la guía de Matías Kulfas es la reversión de esta desindustrialización. Y PUMA es el ejemplo. Genera empleo donde lo necesitamos como en La Rioja. Vamos a acompañarla para seguir fortaleciéndola en el sendero de crecimiento del mercado, para potenciarla como exportadora”.

La industria en el país, según Indec

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) informó este jueves que la utilización de la capacidad instalada de la industria se ubicó en agosto en 58,4 por ciento.

Los números indican que se produjo una baja de  2,1 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año pasado, cuando el indicador se ubicó en 60,5 por ciento.

El cotejo intermensual, por su parte, marcó una mejora de 1,6 puntos porcentuales frente a julio pasado, cuando el uso de la capacidad instalada se ubicó en 56,8%, en medio de las restricciones implementadas para combatir la pandemia de coronavirus.

“Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son sustancias y productos químicos (71,1%), productos minerales no metálicos (70,4%), refinación del petróleo (69,1%), papel y cartón (65,0%), industrias metálicas básicas (62,9%), productos del tabaco (61,5%) y productos alimenticios y bebidas (60,6%)”, indicó el Indec.

Además, agregó que “los bloques sectoriales que se ubican debajo del nivel general son la edición e impresión (50,3%), productos de caucho y plástico (48,6%), metalmecánica excepto automotores (46,9%), productos textiles (42,3%) e industria automotriz (35,4%)”.

Fragmentación económica

“Se evidencia un desempeño dispar a nivel sectorial y regional, lo que explica que el nivel de actividad sea menor al registrado antes del inicio de la cuarentena en nuestro país”, asegura un paper elaborado por la entidad industrial que preside Miguel Acevedo.

El documento estima que en julio pasado, la actividad industrial se contrajo 2,2% interanual y registró una suba de 8,4% mensual en la medición desestacionalizada. Con estos datos, durante los primeros siete meses del 2020 se acumuló una baja de 11,9% respecto a igual período del año anterior, con una capacidad instalada que alcanzó el 56,8%, que representa un 1,9% menos un año atrás pero con una recuperación respecto de los meses previos (junio 53,3%; y mayo 46,4%).

El informe de la UIA revela una tendencia a la fragmentación económica a partir del comportamiento de los sectores industriales, reflejando los desempeños dispares.

“Durante julio, alrededor del 66% de los 58 subrubros analizados presentó caídas en sus niveles de producción”, señala el documento, en el cual se agrega que, producto de las habilitaciones en la mayoría de sectores y regiones, hubo un mayor uso de la capacidad instalada (56,8%) respecto al mes anterior (53,3%).

Los sectores con utilización de la capacidad productiva de la industria por encima del promedio fueron productos de tabaco; sustancias y productos químicos; refinación de petróleo; productos minerales no metálicos; papel y cartón; industrias metálicas básicas y productos alimenticios y bebidas.

El resto de los rubros analizados por la UIA registró niveles de utilización todavía bajos en términos históricos, con la industria automotriz como el que registra los menores niveles (29,8%).

El piso de la caída en el nivel de actividad parece haber sido abril, por tratarse del primer mes completo del aislamiento social preventivo y obligatorio, donde sólo estaban habilitados los sectores considerados esenciales. Luego, el progresivo retorno a la actividad de distintos rubros industriales permitió ir normalizando los niveles de producción.

En el informe elaborado por el Centro de Estudios de la UIA en base cámaras empresariales y organismos del sector público y privado, se informa que la suba mensual sin estacionalidad se explica en gran parte por la reactivación de sectores como el automotriz, la industria de metales básicos y de sustancias y productos químicos en relación al mes anterior.

“En primer lugar, la actividad de los sectores considerados como esenciales se ha incrementado durante la pandemia y se espera un dinamismo aún mayor una vez recuperados los niveles de demanda previos”, detalla el trabajo.

Como casos se hace referencia al sector de sustancias y productos químicos que se incrementó un 19,6% y algunos rubros de alimentos y bebidas donde, sin embargo también hay empresas con problemas de rentabilidad por el congelamiento de precios.

Por otro lado, hay sectores que, si bien el comienzo del aislamiento afectó a sus niveles de actividad, han podido adaptarse al contexto una vez habilitada su reapertura como la producción de minerales no metálicos (+3,2%), al reactivarse la construcción en casi todo el país. O la metalmecánica, con subas interanuales en maquinaria agrícola, carrocerías y remolques y equipamiento médico.

En el caso de la industria automotriz (-1,5%), la mejor performance se debe a una suba interanual de las ventas al mercado interno, pero con una baja base de comparación.

Otro rubro destacado es el de la electrónica de consumo (-0,5%), donde la demanda se vio incrementada por el excedente de dinero previamente destinado a servicios.

El informe destaca además a varios rubros que ya registraban caídas interanuales en su producción a los cuales las condiciones adversas de la pandemia profundizaron aún más. Es el caso, por ejemplo, de las industrias metálicas básicas (-28%), principalmente por la caída de la demanda interna de tubos de acero sin costura ante la parálisis del sector energético. O los productos textiles (-22,5%), por la baja demanda del sector de la confección, uno de los más afectados por los cambios en los patrones de consumo y las restricciones de venta al público.

“Teniendo en cuenta el estancamiento y posterior deterioro del entramado industrial durante la última década, la situación continúa siendo crítica”, advierten los industriales en el documento.

Para la UIA, aún persisten riesgos y se añaden nuevos problemas a las empresas industriales como la caída de la demanda externa; la mayor devaluación de socios comerciales; las restricciones financieras como las primeras preocupaciones.

En el caso de las exportaciones, volvieron a caer en julio (-32,3% interanual), principalmente por la menor demanda de Brasil (-44,4%).

A este complejo contexto, las empresas le adicionan los nuevos costos asociados a la pandemia (transporte de personal, tests, licencias, entre otros) que deben enfrentar en un marco en el cual ya se encontraban muy golpeadas incluso antes de la pandemia.

Abrieron shopping con precios altos pero con descuentos de hasta 35%

Hay gran expectativa por el Día de la Madre. Para mañana y pasado habrá promociones especiales. Funcionan con rigurosos protocolos de seguridad e higiene.

Fuente: Ambito ~ Finalmente y tras siete meses de permanecer cerrados los shopping de la Ciudad de Buenos Aires volvieron hoy a abrir sus puertas. Con el foco puesto en las promociones por el Día de la Madre ya anunciaron descuentos de hasta 35% con diferentes bancos para mañana y pasado. “Hay concurrencia moderada, los clientes recién ahora se están enterando la noticia, pero esperamos que poco a poco la afluencia vaya en aumento”, indicaron fuentes de Irsa, dueños de los principales centros comerciales del país

A mediados de marzo las puertas de todos los shoppings se cerraron como consecuencia de la cuarentena por la pandemia del coronavirus. Lo cierto es que pocos pensaron que permanecerían tanto tiempo sin estar operativos. “El confinamiento se llevó el 30% de nuestros locales”, explicó Sergio Dattilo, gerente de Relaciones Institucionales de IRSA, firma que tiene 14 shoppings en el país y la mitad de ellos en la zona del AMBA. Es que hoy los centros comerciales abrieron al 70%, un 30% de las marcas no pudieron sobrevivir 7 meses con sus persianas bajas por lo que optaron por cerrar definitivamente.

El nuevo protocolo incluirá control de temperatura antes de ingresar al establecimiento, alfombras sanitizantes, mayor frecuencia de limpieza de las áreas comunes y un sentido de circulación dentro del shopping. Además, a través de un sistema de cámaras, se controlará la cantidad de personas que hay dentro de los establecimientos para evitar el aglomerado de gente. “El Abasto tiene una capacidad de 8 mil personas, sin embargo en este contexto solo pueden ingresar 2 mil, en este momento hay poco más de 480 personas circulando”, describió Dattilo, durante la tarde.

“El ingreso está muy bien organizado, los protocolos que acordamos lo trabajamos muchos meses y tomamos la experiencia de otros países, y sabemos que hay que hacerlo muy bien. Con estas medidas de seguridad vamos a poder funcionar correctamente y la gente va a poder venir con total tranquilidad”, indicó por su parte Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

El principal incentivo para que los clientes vuelvan a acercarse a los shoppings serán las promociones y descuentos especiales, que esta vez irán apuntando al Día de la Madre. “Lo que más tracciona las ventas es el ahora 12 con 3 meses de gracia. O se pagas la primera cuota en 90 días y luego 12 meses más sin intereses”, indicó por su parte Drescher. Lo cierto es que algunas marcas anunciaron descuentos especiales de acá al domingo, sin embargo los precios siguen siendo elevados.

Por ejemplo, un jean Levis, se consigue a $6000, lo que equivale a cerca de u$s 38 si se toma el dólar informal, ahora teniendo en cuenta el “ dólar tarjeta” esa suma es de u$s 44. Ahora bien, con los descuentos previstos por los shoppings ese valor llega a $3900, un precio mucho más accesible. Otro caso es el de las zapatillas que tienen precios realmente altos: un modelo de Nike para correr cuesta $18.999, es decir u$s 120, con el blue y u$s 140 con el dólar turista, con las promociones de los shoppings la rebaja llega a $12.350.

Por su parte, el gerente general de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC), Mario Nirenberg, puso el foco en el próximo del Día de la Madre como motor para volver a generar facturación en los locales. “Hay una intención de compra de la gente que se va a verificar en estos próximos días, esperamos que podamos volver a caminar“, sostuvo. Mientras tanto, desde Irsa aseguraron que durante estos 7 meses no se cobró el alquiler a las marcas y si bien por ahora es apresurado “ya se irán dando las nuevas condiciones según empiecen a facturar los locales”.

Día de la Madre: bancos ofrecen descuentos de hasta 40% y cuotas sin interés

Varios bancos ofrecen, para la compra de regalos para el Día de la Madre, distintas opciones que van desde descuentos de hasta el 40% y posibilidades de 3, 6 y hasta 12 cuotas sin interés.

Fuente: Ambito ~ Descuentos de hasta el 40% y posibilidades para compra en 3, 6 y hasta 12 cuotas sin interés son algunas de las opciones que ofrecerán varios bancos para la compra de regalos para el Día de la Madre, el próximo domingo 18 de octubre.

El Banco Nación ofrecerá a sus clientes descuentos de hasta 30% y opciones de financiación hasta 6 cuotas sin interés entre el jueves 15 y el sábado 17 de octubre en comercios adheridos, disponibles en la página web del banco.

El Banco Santander ofrecerá hasta 35% de ahorro y 3 cuotas sin interés en indumentaria los días 16 y 17 de octubre, además de un 10% de descuento y 3 cuotas sin interés, sin tope de reintegro, en Perfumerías y Joyería para Tarjetas Santander Women o usando el código QR en el comercio adherido.

Además, para los viernes 16, sábado 17 y domingo 18, habrá 30% de descuento en la compra de desayunos de Café Martínez, Green Eat y Tea Connection, con un tope de $1.200.

Por su parte, el Banco Itaú ofrecerá 35% de ahorro y hasta 3 cuotas sin interés con tarjetas de crédito en marcas de moda seleccionadas y, para el domingo 18, 35% de descuento con tarjetas de crédito y débito, con tope $1.000, en pedidos con la aplicación Rappi.

Los clientes del Banco Galicia podrán acceder a 10% de ahorro y hasta tres cuotas sin interés para todos los clientes en Perfumería, Maquillaje, Bicicletas y Fitness, entre otros rubros, para todas las tarjetas del Galicia y con un tope de hasta $ 5.000 por transacción.

Mientras tanto, el ICBC ofrecerá descuentos de entre el 25 al 40%, dependiendo de la cartera del cliente, y tres cuotas sin interés en más de una docena de marcas de indumentaria y perfumería adheridas.

Para compras a través de comercio electrónico y presenciales, el Banco HSBC ofrecerá un 25% de descuento y hasta tres cuotas sin interés sin tope de descuento en 15 marcas de indumentaria, siempre con tarjetas de crédito del banco, mientras que el Supervielle ofrecerá un catálogo especial de productos, con la posibilidad de canjear combinando puntos acumulados y pesos, con descuentos de hasta el 35% y 12 cuotas sin interés.

El Banco Comafi dispondrá descuentos de hasta el 30% y tres cuotas sin interés (con un tope de reintegro de hasta $2.500) del lunes 12 al viernes 16 de octubre en Falabella y Falabella.com.

El Banco Ciudad lanzó promociones en indumentaria y accesorios de hasta un 25% de descuento y hasta 3 cuotas sin interés con tarjetas de crédito en 140 locales adheridos (120 tiendas físicas y unas 20 tiendas digitales).

Del 14 al 15 de agosto habrá beneficios para los clientes de Banco Macro de 20% de ahorro y hasta 3 cuotas sin interés con tarjetas de crédito en comercios adheridos como jugueterías y shoppings del interior del país.

Por último, el Banco Patagonia ofrecerá hasta 30 % y tres cuotas con tarjeta de crédito en distintas marcas a lo largo de la próxima semana, tanto para compras online como presenciales.

#AbramosPuertas: la Cámara de la Indumentaria pide que abran los shoppings

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) publicó una solicitada para pedir la reapertura de los shoppings del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que permanecen cerrados desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentenapor el coronavirus.

Fuente: Cronista ~ “#AbramosPuertas. Solicitamos la apertura de los shoppings centers”, pide la solicitada suscripta por más de 90 marcas.

Mientras la mayor parte de los sectores de la economía pudieron retornar al menos parcialmente a la actividad, los shopping centers permanecen completamente cerrados desde hace más de 200 días.

El planteo de la Cámara es que la reapertura se haga “cumpliendo estrictos protocolos”, con aforos específicos y manteniendo “el distanciamiento social”.

Estamos preparados para hacerlo (…) Estamos capacitados”, resalta la solicitada, que advierte además que “1.000.000 de familias forman la industria de la moda argentina”.

El pedido fue respaldado por más de noventa marcas:

  • Naum
  • Ayres
  • Cheeky
  • Calara Ibarguren
  • Como quieres
  • Delsey
  • Dr Marteens
  • Sweet
  • JST
  • Yagmour
  • Billabong
  • Broer
  • Cuesta Blanca
  • Taverniti
  • Desiderata
  • Sastrería González
  • Ginebra
  • Grisino
  • Cenidor
  • John L. Cook
  • Vitamina
  • 47 Street
  • Prüne
  • Rapsodia
  • Rip Curl
  • Little Akiabara
  • Akiabara
  • Portsaid
  • Perramus
  • La Martina
  • Lazaro
  • Bowen
  • Cristóbal Colón
  • Caro Cuore
  • Herencia
  • Kosiuko
  • Bensimon
  • AY Not Dead
  • Lacoste
  • Baby Cottons
  • Midway
  • Mancini
  • Kimeika
  • María Rivolta
  • Mimo&Co
  • Morph
  • Old Bridge
  • Peter Kent
  • Prototype
  • Simones
  • XL
  • Amphora
  • Claudia Adorno
  • Estancias
  • Grimoldi
  • Uma
  • Cher
  • Devré
  • Muaa
  • Swim Days
  • Naíma
  • Garçon García
  • Juanita Jo
  • Bolivia
  • Las Pepas
  • Awada
  • Wanama
  • Wanama boys & girls
  • Blaquè
  • Tascani
  • DC
  • Macowens
  • Heidi Clair
  • Calandra
  • Roxy
  • Tucci
  • Jazmin Chebar
  • Quicksilver
  • Cibeles
  • Ver
  • Cardon
  • Azzaro
  • Gola
  • Etiqueta Negra
  • VZ
  • Key Biscayne
  • Allô Martínez
  • Bolt
  • Grid
  • Melissa
  • Birkenstock

La Cancillería detectó que 81 países podrían comprar bienes industriales de la Argentina, Calzado entre otros

Luego de un relevamiento efectuado por la Cancillería, se elaboró una “mapa de oportunidades comerciales”, donde 81 naciones podrían importar 283 manufacturas de origen industrial de la Argentina. Se oficializará la próxima semana

Fuente: BAE ~ Con el objetivo de dinamizar las exportaciones industriales durante la pandemia y la etapa posterior, la  Cancillería presentará la semana próxima un mapa de oportunidades comerciales, donde por ejemplo, al menos 81 países podrían adquirir 283 productos producidos en la Argentina.

La información fue anticipada en exclusiva a BAE Negocios por fuentes oficiales, y el trabajo estuvo a cargo principalmente del canciller Felipe Solá; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; y el subsecretario de Promoción de Comercio Exterior e Inversiones, Pablo Sívori.

“Se terminó un relevamiento sobre las oportunidades comerciales para las manufacturas de origen industrial (MOI)”, que se daría a conocer la semana venidera, apuntaron desde la Casa Rosada. “Se trata de 283 oportunidades, en 14 complejos productivos, y con la participación de 81 de embajadas“, detallaron.

La posibilidad de concretar las ventas externas existe para todos los continentes, aclararon desde la sede gubernamental, aunque América Latina aparece como uno de los destinos centrales para la generación genuina de divisas.

Por citar algunos de los segmentos industriales incluidos, se encuentran la cadena automotriz; la industria metalúrgica; los sectores “sensibles” como textiles, calzado, marroquinería, juguetes; electrónica, informática, línea blanca, etcétera, detallaron.

Segunda etapa

La presentación del mapa de oportunidades exportadoras para las MOI, será la continuidad del trabajo que ya avanza con varias entidades y empresas del sector de agroalimentos.

Hace meses, este medio también anticipó la detección de 62 mercados, fruto de una encuesta realizada a escala global por el equipo del canciller Felipe Solá, donde el Gobierno “encuestó” en 130 naciones, luego de enviar consultas a 150 países.

Aunque los 62 mercados pertenecen a los cinco continentes, se destacan determinadas regiones geográficas como el norte de Africa (Argelia, Marruecos, Túnez, Egipto -conocida como el Magreb); Centroamérica y Caribe; Sudeste Asiático y el denominado “mundo árabe”, con la presencia relevante de la península arábiga.

El objetivo del nuevo documento orientado a las manufacturas con mayor valor agregado es brindar al empresariado nacional información sobre el comportamiento de los mercados; y la existencia de oportunidades que deberían ser exploradas y aprovechadas en el corto plazo. 

El informe sintetizaría la información relevada por la red externa a nivel país y se presentaría en función de los siguientes ejes de análisis: 

– La situación de los mercados antes de la pandemia. 

– Las implicancias que la crisis sanitaria ha tenido o tendrá sobre la producción y consumo.

– La tendencia de las importaciones a nivel país para cada producto. 

Luego de realizada la presentación del informe, se trabajará con el sector privado sobre aquellas oportunidades que resulten más atractivas en términos de mercados, condiciones de acceso y disposición de oferta. Para esta segunda etapa también se está relevando información sobre las condiciones del mercado (aranceles, existencia de barreras no arancelarias) y sobre los potenciales importadores de los productos identificados.

Más compras por Internet pero con menos gasto, el panorama comercial en la pandemia

Las medidas contra el coronavirus llevaron a los usuarios a hacer más compras online, pero por menores montos en esa modalidad

Fuente: BAE ~ La necesidad de prevenir el contagio de coronavirus modificó el comportamiento de las personas en muchos sentidos. Uno de ellos es la forma de hacer las compras: la pandemia llevó a los consumidores a comprar con mayor frecuencia a través de Internet, pero gastan menos que en tiempos normales a través de esa modalidad.

El dato surge de una encuesta de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), realizada entre consumidores de Brasil, China, Alemania, Italia, Corea del Sur, Rusia, Sudáfrica, Suiza y Turquía.

El sondeo arrojó que el 49% de los consultados aumentó sus compras online. Sin embargo, el gasto general en todos los sectores marcó un descenso, es decir que hacen más compras pero por montos menores a los que solían realizar antes de la pandemia.

La diferencia entre el aumento del consumo y el descenso del gasto se pudo explicar con otro hallazgo del sondeo: el 62% de los encuestados dijo haber pospuesto las compras grandes online.

Por ejemplo, uno de los rubros donde más se notó la baja del consumo por Internet es el ligado al turismo, como reservas de hotel y adquisición de pasajes aéreos, que se hundió en un 75%, según la agencia EFE. En el mismo sentido, la adquisición en la red de muebles y productos para el hogar bajó 53%.

“La Covid-19 aceleró el cambio hacia un mundo más digital, y esto tendrá efectos duraderos incluso cuando la economía mundial comience a recuperarse“, vaticinó el secretario general de Unctad, Mukhisa Kituyi, al publicarse el sondeo.

El mayor crecimiento del comercio electrónico se dio en China, país en el que el 78% de los consultados dijo haber aumentado su consumo a través de la red. Las alzas también fueron marcadas en Turquía (65%), Corea del Sur (58%) y Brasil (55%).

El aumento de las compras online fue ligeramente mayor entre mujeres (51%) que entre los hombres (49%). La franja de edad donde el crecimiento fue más alto fue la de consumidores de entre 35 y 44 años, que representan el 57% del total.

Los productos más vendidos, por encima del 50% de aumento, fueron cosméticos y productos de cuidado personal, entretenimiento digital, alimentos y bebidas, moda y accesorios, fármacos y libros, señaló la investigación de la Unctad.