100% a mano: las carteras de cuero y tintura vegetal que te van a enamorar

Fuente: para tí ~ Ninguno de los dos tenía experiencia en el rubro, de a poco y con mucho esfuerzo se interiorizaron en el ambiente y cuando tenían todo listo para salir, comenzó la cuarentena. Pero nada les impidió seguir adelante para poner la máquina en marcha y crear carteras de cuero puro, tintura vegetal y herrajes a medida.

Rubén Ruiz y Andrea Faybisovich son las cabezas detrás de este emprendimiento. Ambos tuvieron la necesidad de crear algo de nuevo, de un cambio, de un desafío de superación a lo estándar.  “Creemos que nada es imposible. Cuando los sueños y las ideas son sólidas y todo va acompañado por constancia, perseverancia, paciencia, empatía con el otro, y las ganas de enfrentar desafíos nuevos, a pesar de la incertidumbre sobre todo de nuestro país, ¡siempre hay que mirar hacia adelante!” dice Andrea Faybisovich. Y con ese espíritu nació Tuet, una marca de carteras 100% artesanales, hechas de cuero, tintura vegetal y con herrajes diseñados a medida.

Tuet, en idioma nativo, significa “tierra” y fue llamado así con la idea de buscar un nombre corto, universal, nacional y que representara al país. Ese mismo espíritu se trasladó a cada producto, que con sus nombres buscan representar los paisajes más lindos de la Argentina, para después llevarlos al mundo. “Para nosotros es importante saber que todas las materias primas utilizadas en la producción son argentinas, no importamos ningún material, revaloramos a la pyme argentina y nuestras ganas que en nuestro país haya gente con ganas de crecer y dar trabajo a otros” dice Rubén Ruiz.

¿Querés saber todo sobre el mundo Deco? Suscribite a Para Ti Deco por solo $2.400 anuales y recibí la revista en tu casa GRATIS.
Hacé click acá para conocer nuestra promoción especial para nuestras lectoras!

Paso a paso: desde la idea hasta que se convierte en cartera

Hoy en día y cada vez más, no se trata solamente de productos lindos y de calidad, sino de las manos que están detrás de ese objeto. En Tuet, cada cartera se hace 100% a mano y cada detalle está a cargo de una persona. Desde quien elige los cueros hasta quien los corta, los cose y realiza el armado. Lo mismo con los herrajes: no hay estándares, cada uno es diseñado según el modelo de la cartera. Esto te permite un producto cuidado, duradero y único.

En Tuet, el primer paso es combinar inspiración personal con las tendencias del momento. En cuanto se tiene el diseño en mente, se comprueba que, además de estético sea funcional y se definen los detalles: qué cuero se usará, qué tinte y con qué herraje. Luego: la producción, que al ser a mano, demanda mucho trabajo y cuidado. Y finalmente, el indispensable control de calidad. Una producción de 700 carteras demora, en promedio, cinco meses. “Cada cartera que terminamos, luego de tan largo proceso, nos produce la satisfacción de haber logrado un producto realizado con tanta pasión y amor”, explica Andrea.

Y, un dato más, ¡agendá! Se viene la nueva producción otoño invierno 2021. Los nuevos modelos están inspirados en el poema “Mujer Etérea”, de Olivero Girondo, que representa a una mujer extrovertida, práctica, proactiva, espiritual y atemporal, que ama sin límites. “Estamos muy contentos con la nueva colección, apostamos a levantar la vara, todo un desafío que vamos a tener que sostener…pero eso nos encanta, ¡siempre ir por más! Es la esencia nuestra y de la marca: ¡ir siempre por más!”, concluye Rubén.

Gaudina: regresando a lo artesanal

Gaudina nació en el año 2018 de la mano de Florencia Aceto Santoro, arquitecta y diseñadora nacional que buscaba nuevos desafíos. Ella comenzó este proyecto dibujando y realizando bocetos de lo que luego serían sus diseños con el objetivo de ofrecer piezas de cuero únicas, atemporales y de manera 100% artesanal.

“Siempre fui muy manual e hice talleres de pintura, dibujo, acuarelas, mosaiquismo y cerámica, todo relacionado con el arte. De ahí nace Gaudina, que promueve y respeta el slow fashion, y se inspira en lo bohemio y lo vintage. Es para quien se sienta cómodo con productos de impronta artesanal que solo siguen la tendencia de quien lo lleva”, destaca Florencia.

El nombre de la marca surge de la admiración de la diseñadora por el arquitecto Antoni Gaudí. Por esa razón, muchos de los productos llevan nombres de otros arquitectos que la han inspirado en sus diseños.

“De a poco y con algunas piezas listas fui armando el Instagram. Desde ahí todo fluyó, aunque no resto importancia al arengue de familia y amigos, y al duro trabajo que dediqué para que hoy Gaudina esté creciendo y ya tenga tienda online”, afirma la creadora del espacio.

¿Qué piezas tienen a disposición? ¿a qué público apuntan?

Se realizan piezas artesanales de cuero: carteras, sobres, muñequeras, mates personalizados y cuadernos bordados, todos realizados con inspiración étnica, boho y vintage, algo que amo desde chica.

Algunas se hacen pedido, y es aquí el momento en que  el cliente elige color del cuero, medida de la muñequera, nombre para grabar en el mate, etc. Otras veces piden el producto de la foto tal cual lo encuentran en la tienda.

El cliente que nos sigue es aquel que prefiere el trabajo realizado a mano y valora sus tiempos de producción, que quiere lucir un producto distinto y único (al ser artesanal no hay dos piezas exactamente iguales), y que sea duradero. Pero sobre todo aquel que encuentra belleza en lo imperfecto y natural del cuero, que se muestra tal cual es.

¿Cuál consideran que es su diferencial en el mercado? 

Definitivamente Gaudina se distingue por volver a lo artesanal. Esto se deba a que el proceso de creación lo es de principio a fin, sin más que mis herramientas (muchas heredadas) y, que por ser manual, respeto los tiempos de cada etapa, sin acelerarlos, ni andar corriendo detrás de plazos incumplibles.

Otro diferencial, son sus piezas atemporales que no siguen una tendencia ni moda del momento. Si tenés una Gaudina la vas a poder usar muchos años, y cuanto más paso del tiempo y vida lleve reflejada en sus marcas y en su desgaste, ¡más gracia tiene esa pieza!

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que les da su trabajo?

Este proyecto surgió como necesidad de probar nuevos materiales y técnicas, y no lo siento como un trabajo (aunque el compromiso es 100%), sino como la materialización de mis ganas de crear. Me hace feliz compartir el proceso en redes, los bocetos que hago y el detrás de escena, así como todo lo que me inspira (arquitectura, naturaleza y el Street art del barrio).

Pero, sin dudas, lo más satisfactorio es recibir mensajes con hermosa energía que envían los clientes cuando llega el producto. Son un empuje para seguir creando y volcando todo ese amor en piezas futuras.

¿Como se proyectan? ¿qué es lo que viene a futuro en la marca?

Veo al universo Gaudina creciendo en su estructura y volumen de trabajo, aunque no voy a apurar los tiempos; siento que con esmero y dedicación eso llegará solo y en el momento indicado. Espero seguir animándome a cosas nuevas para incorporar nuevos productos, mientras no pierda eso, todo lo que venga será positivo…

Una fábrica que no para de dar pasos adelante

Fuente: Sur ~ Te contamos la historia de una fábrica de zapatos cordobesa que crece sin parar, y a pasos agigantados. Fabincal S.A. es el calzado de todos los argentinos.

Fabincal Córdoba S.A. es una empresa familiar que fue fundada en el año 1986. El emprendimiento surgió por parte de Miguel Hames, quien estaba desde el año 1975 en el rubro de la fabricación de calzado. Esta empresa cordobesa tuvo objetivos claros de crecimiento desde su comienzo, y con el correr de los años todas las metas se fueron alcanzando. Con una amplia trayectoria, llegó a hacerse reconocida y se consolidó como una de las fábricas de hormas de zapatos más importantes del país.

Cronología del éxito

En su comienzo realizó una exportación a Alemania para la empresa Puma, de capelladas de botín de fútbol. Luego a principios de los años 90 la exportación del mismo productos se dio pero esta vez para Italia, y destinados a la realización de mocasines enchufados. Con este panorama, comenzaban a crecer a nivel mundial, sin descuidar nunca el mercado interno.

En el año 1990 luego de terminar la exportación a Italia surgió la posibilidad de trabajar para la firma Alpargatas S.A.,  por lo que la empresa familiar comenzó a realizar trabajos de cortado y aparado para las marcas Topper y Nike. Cada vez el trabajo era más y la Sociedad crecía, brindando trabajo a miles de cordobeses. Por el año 1994 comenzaron a realizar productos terminados con la marca Speed (deportiva inyectada) y la marca Bull (calzado casual y náuticos),  para Alpargatas S.A. A fines del mismo año tomaron la fabricación de productos para las marcas Avia y L´Gear, esta alianza dura 1 año aproximadamente.

Sin escalas

En el año 1995 la empresa toma la licencia de la marca Bull para fabricación y comercialización. El mismo año se consigue la marca Diadora para la Argentina para fabricación y comercialización. Fue a través de una empresa chilena, por lo que produjo un gran crecimiento a la empresa no solo a niveles productivos sino también un crecimiento organizativo y comercial por la importancia de estas marcas. Para ese momento, se fabricaban 1800 pares diarios y había 170 empleados.

La licencia culminó con Diadora en el año 1997 y con la marca Bull,  en el año 2000. Durante todos estos años la empresa no dejó de comercializar su marca propia que son Scarpino y Blacks,  con sus líneas que son comercializadas a niveles mayoristas y conocidas a nivel nacional. En el año 1998 se tomó la licencia de comercialización de la marca Inglesa Clarks, la cual estuvo vigente hasta el año 2005, pero se dejó de comercializar sus productos en el año 2002 como consecuencia de la crisis que afectó al país, haciendo que el costo de los calzados se incrementara considerablemente. En Argentina eran tiempos difíciles para todos los rubros, sobre todo para fábricas nacionales. 

Fabincal es una empresa totalmente integrada en sus procesos de producción, ya que cuenta con toda la mano de obra y procesos dentro de la empresa. Esto significa que no terceriza ningún proceso, lo que la habilita a poseer una red comercial amplia. Actualmente, cuenta con 5 viajantes en el país, distribuidos por diferentes zonas y posee una cartera de 300 clientes aproximadamente. 

Fabincal Córdoba S.A., está posicionada en un lugar que garantiza calidad asegurada y reconocimiento nacional. Desde el año 2004 hasta la actualidad, la empresa continúa creciendo constantemente en el mercado interno, hecho que contribuyó a posicionarla como una de las empresas más sólidas y de marcada trayectoria en el país. Esta es la fábrica que nos representa a todos los cordobeses, con una trayectoria de perseverancia y triunfos, que la posiciona cada vez más cerca de la excelencia. Fabincal hoy es el núcleo de vida de muchos trabajadores y la fuente de ingresos de muchas familias de Córdoba, contar su historia también es contar nuestra historia. 

Las Nike Alphafly Next% ya se consiguen en Argentina

Fuente: Más Aire ~ La espera terminó: los amantes de uno de los mejores calzados para correr maratón y bajar sus tiempos ya pueden adquirirlas.

Las zapatillas de Kipchoge ya están en la Argentina, y los maratonistas que busquen lograr bajar sus tiempos pueden adquirirlas.

Las Nike Alphafly Next% ya están al alcance de los runners que aspiren a romper sus marcas en los 42 kilómetros.

Sí, las zapatillas con las que Eliud Kipchoge quebró la barrera de las 2 horas en el circuito de Viena ya se pueden comprar.

Para aquellos que desean conocer más en detalle sobre la fabricación de estas zapatillas, el modelo combina la tecnología de amortiguación Nike ZoomX con dos cápsulas Nike Zoom Air en el antepié.

De esta manera, se obtiene un mayor retorno de energía.

A diferencia de las Vaporfly Next%, la Alphafly Next% cuentan con más espuma ZoomX, lo que entrega una mayor protección contra impactos.

Al mismo tiempo, con la meta de reducir el peso del calzado, el equipo de Nike desarrolló una nueva capellada Flyknit llamada AtomKnit, que es más liviana, entregando un ajuste ligero y un mayor contorneado, con una mínima absorción de agua y mayor transpirabilidad.

El calzado que revolucionó el mundo del running además posee una placa de fibra de carbono completa, la cual brinda estabilidad y una transición más suave; aumentando la rigidez en el antepié para ofrecer una sensación de propulsión. https://d1a83fea18f6e331871d8396139af8a9.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html?n=0

Este modelo de zapatillas demostró su eficacia en los pies de Eliud Kipchoge en octubre de 2019, cuando en el circuito de 42.195 metros en Viena se logró bajar la marca de las dos horas en la distancia.

Las Bertas: un sello de distinción

Fuente: La Arena ~ En Las Bertas, Emiliana Bertozzi tiene su propia marca de zapatos y botas, una emprendedora que abrió locales en Santa Rosa y General Pico y apunta a vender sus exclusivos diseños a todo el país.

«Soy licenciada en Nutrición, con posgrados, con todo», dice Emiliana con naturalidad aunque consciente de que esa afirmación hecha rodeada de zapatos, sandalias, botas y carteras genera, como mínimo, sorpresa. «Estudié esa carrera y me encanta, pero amo esta zapatería, venir y relacionarme con las clientas es el motor que me mueve cada día». Emiliana Bertozzi tiene 36 años, nació en General Pico y desde 2012 se identifica con una marca propia que supo edificar su espacio en un mercado tan competitivo y demandante a la vez: «Las Bertas», en Santa Rosa, es una referencia en los negocios dedicados al calzado femenino. Un local donde el diseño, la calidad y la excelente atención sobresalen tanto como la originalidad en zapatos y botas de factura enteramente artesanal.

«Mientras estudiaba y ejercía las prácticas profesionales, busqué otra salida. Encontré que los zapatos eran algo que me encantaba y en 2011 empecé a vender con mis hermanas en el garaje de mi casa en Pico. Mis padres son comerciantes de toda la vida y yo me crié en ese ambiente, en las relaciones interpersonales, en atender a la gente, es algo que siempre me atrajo muchísimo», recuerda Emiliana sobre el germen de Las Bertas, un nombre que surgió rápidamente cuando se dieron cuenta de que podían abreviar el apellido que las une.

«Somos cuatro hermanas y dos de ellas empezaron conmigo pero al poquito tiempo se abrieron. En 2012 me vine a vivir a Santa Rosa y arranqué con 8 pares de zapatos, revendía otras marcas. En un viaje a Buenos Aires conocí a Laura del gremio de las zapaterías y pegué una onda increíble con ella. Me enseñó y me encaminó muchísimo y así fui abriendo distintos caminos en este emprendimiento. Desde hace seis años empecé a fabricar mis propios modelos y hoy el 90 por ciento de lo que vendo dice Las Bertas».

Emiliana cuenta que, como en gran parte de los casos del rubro, las fábricas de Buenos Aires arman todos sus desarrollos, combinaciones y detalles. Trabaja «todo con cuero, nada de sintético», y su sello distintivo es ofrecer originalidad en un rubro que tiene un universo superpoblado y con características similares. «En Las Bertas vas a encontrar un combo de calidad y diseño junto a un estilo y distinción que hace que no sea igual a lo que se ve en todos lados. La búsqueda es apartarnos del resto y no hacer todos lo mismo. Yo sé que compito con cualquier marca que viene de afuera y siempre trato de rumbear para otro lado. No hay dudas de que se trata de un mercado súper competitivo y a eso nosotros le sumamos una atención excelente que se combina con calidad y buen precio», asegura Emiliana en su local céntrico de Pellegrini 747, un lugar en el que si ella no está es Alejandrina la que se encarga de mantener ese estándar de atención y calidez.

En su tierra.
El crecimiento sostenido del emprendimiento llevó a Emiliana a tener su presencia en la ciudad donde nació, por eso desde hace tres años Las Bertas también tiene su tienda en Calle 11 al 1370 de General Pico. Esa expansión se extiende a lo que sucede hoy y a los planes para el futuro inmediato.

«Tenemos clientas de Colonia Barón, de General Acha, de Winifreda, también de Villa Maza. Hasta tengo una clienta de El Calafate que me hace los pedidos y le envío las compras que hace. Hasta ahora vendí de esa manera, por redes sociales, pero para este año el plan es hacerlo a través de una manera más formal, con el comercio online a través de la página web, y hacer envíos a todo el país», se entusiasma la nutricionista que hasta hace poco tiempo ejercía su profesión en el hospital de Anguil. «Iba tres veces por semana así que me la pasaba en la ruta, pero me encanta la salud pública, y el hecho de tratar con la gente, las relaciones interpersonales. La Nutrición es mi hobby y la zapatería mi sustento, la hice desde cero, sola, puse todo mi esfuerzo y dedicación acá y todo ese esfuerzo dio sus frutos. Amo la zapatería, lo que es la marca y la mejor recompensa es la respuesta de la gente».
Esa respuesta tuvo una evidencia notable en pleno invierno del año pasado cuando Las Bertas organizó una feria de remate y la fila de clientas daba vuelta la esquina, un evento que desbordó cualquier previsión. «Fue en julio y yo estaba en Buenos Aires porque había viajado en marzo y quedé varada con la pandemia, me mandaban las imágenes y no lo podía creer, era emocionante y un poco tragicómico porque se peleaban por entrar. Pusimos en venta remanentes, zapatos de temporadas anteriores con precios desde 800 a 2 mil, 3 mil pesos. Salió bárbaro así que muchas me piden repetir».

Botas.
Emiliana está en pleno trabajo para la próxima temporada, que arranca en marzo, y también con los planes para lo que viene: instalarse mucho más tiempo en Buenos Aires para seguir bien de cerca todo el trabajo de producción de su marca. «Voy a estar mucho más tiempo allá y voy a ir y venir. El objetivo es estar más encima, sacar más diseños exclusivos, buscar más materiales y trabajar el día a día en todo lo que es la producción. Nuestros zapatos son confeccionados de manera artesanal y son 100 por ciento cuero, tanto la capellada como la forrería, así que requiere una atención muy dedicada».

El fuerte de Las Bertas son las botas, diseños que aparecen y se van ante una demanda siempre atenta. La marca pampeana busca abrir nuevas fronteras y mercados y Emiliana está enfocada en lograrlo, una decisión que tiene como base «toda la personalidad, el amor, la calidad y el diseño» que caracteriza a un emprendimiento que tiene un paso tan firme como distinguido.

Emprendimiento eco: crearon unas zapatillas de cuero a base de cactus

Fuente: El sol ~ Los zapatos de piel de cactus son fruto de la colaboración entre Clae y Desserto. Según la compañía de zapatillas, este será el primero del mundo hecho de un cactus.

El cuero es uno de los materiales favoritos para diseñar calzado y prendas. Sin embargo, hacer uso de este tipo de material tiene un impacto importante en el ambiente y, por ello, los ecologistas aseguran que es indispensable reducir paulatinamente su uso. 

Clae es una marca de zapatos que se asoció con los fabricantes de cuero Desserto para lanzar al mercado el calzado Bradley Cactus. El material de este calzado es de nopal, un popular cactus que crece de manera común en México. Esto transforma a estos zapatos en una alternativa ecológica y vegana para fortalecer la sostenibilidad en la industria de la moda.

Bradley Cactus son los primeros calzados creados a partir de cuero vegetal, abriendo la puerta a una posibilidad mucho más sostenible en el diseño y creación de diversidad de prendas. Además, los diseñadores han hecho uso de nylon reciclado para las trenzas y caucho 100% natural para las suelas. Asimismo, la caja de los zapatos fue elaborada a partir de cartón reciclado. Los modelos se presentan en diversos colores: verde, blanco y negro.

¿Quiénes son los mexicanos que inventaron el cuero de nopal?

Adrián López y Marte Cázares desarrollaron Desserto, una piel sintética hecha de nopal, con la que pretenden ayudar a reducir el impacto ambiental de la industria textil.

Ambos tienen 26 años, nacieron el mismo día y en el mismo año, los dos vivieron en Taiwán, estudiaron carreras afines a la economía y tienen interés particular en la innovación y cuidado del medio ambiente, según detalla el diario mexicano El Universal.

La propuesta de López y Cázares pretende reducir muertes animales a causa de la venta de cuero y piel, así como el ahorro de agua en la industria textil. “Coincidimos en que todas las industrias que manejan pieles sintéticas, como la automotriz, la mueblera y la de la moda, enfrentan un problema muy grave que es la huella ambiental que dejan sus productos”, dijo Adrián a ese medio.
 

Zapatos peronistas: la marca cordobesa que calza a Alberto Fernández y a todo el gabinete

Fuete: La Voz ~ Tienen 36 años. Nicolás Mendizábal y Germán Bolatti, militantes, emprendedores y socios.El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, con sus Justicialistas en mano.Alberto Fernández usa los zapatos cordobeses.Fernández, Cafiero y Biondi posando con sus Justicialistas. (Instagram de la marca)El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, con sus Justicialistas en mano.

“Dicen que minutos antes de entrar a la ronda de negociaciones con los acreedores, (el ministro de Economía) Martín Guzmán sacó una gamuza naranja de su bolsillo y frotó suavemente sus zapatos hasta lograr un brillo deslumbrante (…). Los acreedores quedaron atónitos, casi hipnotizados ante el movimiento pendular que se repetía de izquierda a derecha. (…) En cinco minutos, había logrado la adhesión del 93 por ciento de los presentes y el ahorro de más de 37.000 millones de dólares al pueblo argentino”.  

La ilustración de la fábula es el ministro sonriente, calzado en un par de Scalabrini en cuero negro, uno de los modelos de Justicialistas, la marca de zapatos creada por los cordobeses Nicolás Mendizábal y Germán Bolatti, militantes y emprendedores.   

El posteo nutre la exitosa cuenta de Instagram (supera los 62 mil seguidores) de esta etiqueta con ideología que en cuatro años superó las expectativas de sus creadores: logró desarrollar un público masivo –y creciente– de adeptos que van del intendente Martín Llaryora al presidente Alberto Fernández, pasando por todo el espectro de almas que siente afinidad con el justicialismo, o al menos no lo rechaza.  Publicidad

Así, Justicialistas saltó de proponer un modelo de zapatos de hombre en dos colores a comercializar un catálogo de 40 modelos para varón, mujer y accesorios; todos bautizados con nombres, hitos o principios del movimiento fundado por Juan D. Perón. 

Jauretche, Parodi, Resistencia, Presidenta, Scalabrini, Walsh, Duarte, Cooke o Descamisados son algunos de los rótulos-consigna que ayudan a identificar diseño y, a la vez, a difundir el ideario y proponer debates.   

Justicialistas apostó de arranque a redes sociales y al e-commerce, un esquema que se mostró resiliente para sortear la pandemia y les permitió alcanzar un nivel de ventas que oscila entre los mil y 1.400 pares mensuales (precio promedio de cuatro mil pesos), según la estacionalidad.    

Hoy siguen creciendo y se preparan para exportar. En el proceso, expanden el mensaje peronista.   

Su historia  Publicidad

Cuñados, amigos y compañeros de militancia, Mendizábal (politólogo) y Bolatti (administrador de empresas) pensaron el proyecto a fines de 2015, en medio de una coyuntura dura para la industria nacional del calzado.  

“La industria del calzado y la textil son muy sensibles a las variables macro. Cuando se abrió la importación, empezaron a cerrar talleres acá en Córdoba. En uno trabajaba el padre de un amigo, quien recibió maquinarias en pago por su indemnización. Con eso, empezamos a fabricar zapatos para amigos que también eran compañeros de militancia, y así nació la marca”, relata Mendizábal.  Publicidad

Fue casi una gesta en pos de la industria nacional… 

–Está ese cliché de que ‘todo es político’, y de alguna manera es así. Es política la afiliación a un partido, pero también hay política en la compra de un calzado argentino, porque detrás de esa decisión hay una consecuencia económica: trabajo nacional, desarrollo local. En esa lectura tratamos de movernos, con mucha coherencia. 

Y a la vez seducir con un zapato de cuero, bien hecho…

–Gran parte de nuestro trabajo es ofrecer productos de buena calidad, sobre dos ejes: materia prima local y trabajo formalizado, dos cuestiones que son todo un tema en el sector. Eso engloba la idea del justicialismo.  

Son prueba de que se puede dar trabajo formal con precios competitivos… 

–Creemos que sí, porque nuestros precios están entre 30 y 20 por ciento por debajo de productos de similar calidad. Van de 3.900 a 4.600. Tenemos rentabilidad estable, no hacemos promociones ni liquidaciones. Y empleamos de manera formal y directa a 20 personas. A la vez, trabajamos con otras fábricas, en la que buscamos el mismo criterio. En total, serán otros 80 empleos indirectos. Y con mi socio estamos a full dedicados a esto.  

El “peronismo” tiene acepciones muy diferentes, el modo en que vota Córdoba ilustra muy bien eso. ¿Cómo lidia la marca con las internas?  

–Por eso somos Justicialistas y no peronistas, porque el justicialismo trasciende al peronismo. Representamos el ideario del justicialismo. Para nosotros hay un sustrato, que es la unidad del peronismo, que se puede laburar. No esquivamos la discusión. Pero, por ejemplo, al hacer una publicación en nuestras redes del Che (Guevara), ponemos una carta que le escribe Perón a él, ningún peronista discutiría esa carta.      

Desde un lugar muy genuino, de militancia, terminaron creando una marca que encaja perfecto con lo que el marketing hoy prescribe: tener propósito, coherencia, desarrollar una conversación relevante con su público y seducirlo incluso desde lo afectivo. ¿Es así?  

–Sí, hay una tendencia a buscar en las marcas compromiso social o político, pero en nuestro caso no fue pensado como estrategia de marketing y posicionamiento. Nacimos en tiempos de José López y el ‘No vuelven más’, con la militancia muy golpeada moralmente. Lo hicimos casi como revancha moral, no pensamos que lograría esta pregnancia, pero funcionó así.  

Su canal de difusión y de venta son las redes sociales, manejan un storytelling muy único ahí: ideología, humor, complicidad, conciencia.   

–Las redes, Instagram y Facebook, son nuestro canal de venta y no pensamos estar en locales físicos ni tener el nuestro, menos luego de la pandemia. El que ha vivido el justicialismo maneja ciertos códigos, como patrones que se pueden trabajar desde el humor, es un lenguaje con el que nos sentimos muy cómodos y en el que nos movemos con tranquilidad.  

¿Tienen clientes no peronistas?  

–Hay mucha gente que no se siente identificada con el justicialismo y nos dice que les encanta que exista la marca, valora lo que hacemos. El segmento al que no llegamos es el antiperonismo.  

¿Alguna devolución de compra de un distraído?   

–Alguno hubo, pero mínimo, anecdótico. Alguien que cuando recibió la caja y vio nuestro propósito y mensaje como marca, no le gustó.  

Vamos a los clientes, ¿quién fue el primer peronista ‘famoso’ que les compró?  

Guillermo Moreno fue uno de los primeros que nos compró. Arrancamos con periodistas de C5N y a partir de ahí, con uno de ellos, Nicolás Munafó, que cubre Casa Rosada, llegamos a muchos. Abrimos muy buena relación con Santiago Cafiero y Juan Pablo Biondi (vocero del Presidente). Cuando vino Alberto a hacer campaña a Córdoba, le llevamos un par, todos ellos tienen mucha cercanía con la gente. A Axel Kichillof le mandamos también, tenemos muy buena relación con su equipo. Y con intendentes del conurbano.  

Cafiero y Kicillof rinden más como modelos que otros… 

–(Risas) Y… tienen más carisma.   

¿Todos se hicieron clientes o piden canje?  

–Todos adoptaron los zapatos y militan la marca, eso pasa en general con la gente. Nos mandan fotos, hacen preguntas. Y compran los zapatos, es un modo de mostrar respeto al trabajo ajeno.  

¿Clientes cordobeses? 

–Tenemos muchos. Martín Llaryora usa nuestras zapatillas, se compró y también le regalaron hace poco, para su cumpleaños. Tienen las Walsh y las Cooke. Además, nos envió un tipo de cordón que vio en una feria de innovación, muy interesante. Él y mucha gente en el municipio y en la Provincia se acercan todo el tiempo.

¿Algún opositor?  

–Los hay. De Loredo (Rodrigo, concejal de la UCR), por ejemplo, nos compró un par… el tema es que con eso hizo un video donde dijo que iba a ‘caminarles los votos a los peronistas’. Igual, nosotros vendemos a todo el mundo. Y cada quien usa el producto como quiere.  

Hablando de eso. Nacieron como oposición y hoy son oficialismo, ¿qué rinde más como marca?  

–En términos de marcas, es más fácil ser oposición, sobre todo para generar contenido. En esos términos, era muy fácil pararse en la vereda de enfrente de Macri. Pasa que el consumidor no tenía plata para comprarnos, entro otros problemas. En cambio, cuando gobierna el peronismo, hay capacidad de consumo. Desde ahí siempre vamos a preferir ser gobierno. Ahora tenemos que lograr pasar esta pandemia y llegar a la normalidad.  

¿Planean exportar? 

–Sí, hay argentinos y argentinas en España identificados con el peronismo que nos piden. Está en marcha enviar de a poco el producto a Europa.   

Eso muestra que hay mercado para rato… 

–Justicialismo habrá toda la vida en Argentina, no tenemos dudas. No se sí será siempre tal cual lo conocemos, pero es tan propio de la cultura argentina que siempre va a estar.

El zarpazo de $ 400 M de Puma para aprovechar el repliegue de Nike y Adidas en la Argentina

Fuente: Cronista ~ La marca alemana, que tiene presencia en el país, apuesta a ganar share con más producción local, la apertura de megatiendas y el lanzamiento de un sitio propio de e-commerce en 2021

A principios de mes, la frustrada venta de la filial argentina de Nike fue noticia. Ya había trascendido, también, la intención del otro gigante global del calzado y la indumentaria deportiva, Adidas, de buscar un socio local para seguir en el país. Algo que, también, hizo la japonesa Asics, que había llegado hace tres años para manejar su marca, que, desde la semana próxima, estará en manos de un licenciatario, el grupo Dass.

Gustavo Marques, general manager de Puma Argentina, recibe la pregunta: ¿seguirá la empresa, que opera en forma directa en el país desde 2006, los pasos de sus rivales? “No hay ningún motivo, ni perspectiva de que eso no continúe siendo así”, responde, tajante. “De hecho, con este plan, Puma está confirmando, desde Alemania, su presencia en el país”, completa.

“Este plan” son los más de $ 400 millones que Puma invertirá el año próximo en la Argentina. Marques lo describe, sentado en la cabecera de la mesa del salón Neymar de la sede local de la empresa, en Pilar. Está bautizado en homenaje al futbolista brasileño, adquisición reciente de la hermana menor –aunque, cronológicamente, mayor– de Herzogenaurach, cuna de la guerra de hermanos que alumbró a Puma y a Adidas.

En la Argentina, Puma tiene una cadena de retail de 29 locales y 300 empleados. Además, está su planta de La Rioja, la única fábrica propia que la alemana conserva en todo el mundo. Allí, trabajan 450 personas. Con personal administrativo, la empresa tiene 850 colaboradores en el país.

De los $ 400 millones, $ 250 millones se destinarán a la planta. La instalación ampliará su capacidad de producción en 450.000 pares de zapatillas, con lo que llegará a 1,85 millón de pares anuales. “Para el año próximo, tendremos ese incremental de capacidad”, asegura Marques. Requerirá 100 personas más, de las cuales ya se tomaron a 20; el resto ingresará el 18 de enero, a la vuelta de las vacaciones.

“El año próximo, el mercado se recuperará, sólo, por el efecto de no tener durante dos meses las tiendas cerradas. Pero, además, pensamos que seguiremos creciendo por encima de la media del mercado y ganando participación. Con nuestras proyecciones, tenemos esos 450.000 pares adicionales más que asegurados”, explica Marques.

Por año, en la Argentina, se venden 25 millones de pares de zapatillas. En 2020, habrán sido unos 22 millones, según datos del sector que releva la consultora Segmenta. Puma alcanzó un share del 15%, medido en facturación. Son 3,5 puntos más que en 2019. Nike es la líder, con 30%. Adidas tiene 25 por ciento.

Una de las claves del zarpazo de Puma, explica su CEO, es lo que define como “abastecimiento dual”. “Para nosotros, esa es la garantía: poder tener acceso a producto nacional e importado”, afirma.

“El tener abastecimiento dual permite no estar tan pendientes del tipo de cambio y aplicar una política de precios mucho más gradual y escalonada, más en torno a la inflación y no sólo al dólar”, avanza. “Nos permite ser mucho más graduales que competidores que dependen 100% de la importación y del tipo de cambio”, completa.

Primero, a través de Unisol, su entonces licenciatario, y en la última década y media ya en forma directa, Puma tuvo fábricas en la Argentina desde 1975. En 2016, cuando el Gobierno de Mauricio Macri abrió el comercio luego del proteccionismo K, la empresa alemana reconvirtió su planta de Chamical (La Rioja), que pasó de producir calzado completo a capelladas. Hoy, trabajan 80 personas ahí.

“Aquella reconversión fue por aspectos tecnológicos, para poder acceder al tipo de productos que tenemos y que el consumidor busca”, refiere Marques. “Nos permite, por ejemplo, tener productos icónicos, como el botín de fútbol Borussia, que se hace 100% en la Argentina, con cuero nacional. La capellada se produce en Chamical”, ilustra.

Puma logra, así, una cartera local con productos 100% de fabricación nacional, otros con ensamble de piezas importadas y calzado 100% traído del exterior. “Eso nos permite tener productos muy aspiracionales, como los importados. Es lo que da posicionamiento de marca. Y productos de ensamble, con componentes importados, que permiten maximizar volúmenes en todos los canales de distribución”, señala.

El resto del plan de inversión se destinará a la cadena de retail. “Abriremos dos tiendas icónicas, nuevas, en Buenos Aires”, anticipa el CEO. Una será en Alto Palermo. Será de 500 metros cuadrados (m2) y estará en la parte nueva del shopping, la ampliación en obra sobre la avenida Santa Fe. “Será nuestra tienda más importante en la ciudad. Por su tamaño, nos va a permitir contar con todas las categorías de Puma, tanto de moda como en deportes”, indica. Espera cortar cintas en abril o mayo.

La que inaugurará antes también tendrá 500 m2 de salón de venta. Estará sobre Florida, frente a Galerías Pacífico, en un local que supieron ocupar Tower Records y Musimundo y, hasta este año, una tienda de deportes (Just for Sport). “Ya entramos en obra. Abriremos en marzo”, dice Marques. Entre ambas tiendas, el desembolso oscilará entre $ 180 millones y $ 200 millones, calcula.

Son los pasos siguientes a la reciente apertura de un outlet en Mar del Plata; también, de 500 m2. Esa misma superficie tendrá la marca en Distrito Arcos, donde Puma duplicará su espacio tras tomar uno de los locales de al lado al que ya tiene en el paseo palermitano.

Después de un año como 2020, en el que la pandemia aceleró la digitalización de las ventas, con el consecuente achique –por costos- de las superficies comerciales, es llamativa tamaña apuesta por las tiendas físicas.

Buscamos capitalizar oportunidades de real estate. Son dos market-places muy relevantes: más allá de lo que pase en digital, tanto Alto Palermo como Florida serán de mucha relevancia para el mercado. El 90% de las ventas, todavía, tendrán que ser por el canal físico. Ya tenemos en Abasto y Alto Avellaneda dos tiendas icónicas del estilo de lo que haremos ahí. Además, estamos en Unicenter. Teníamos que estar en Alto Palermo y en Florida. Y con buena presencia. Nos hacía falta para completar los market-places más relevantes”, explica Marques.

De todas formas, para el primer trimestre, Puma también espera lanzar su propia plataforma de local de e-commerce. “Como en muchas cosas, la pandemia aceleró procesos”, señala. Hasta ahora, el online de la marca se limitaba a los sitios de sus clientes –Netshoes y otras casas de deportes– y a una tienda propia en MercadoLibre.

“Todo eso tuvo una explosión. Este año, duplicó sus volúmenes contra 2019”, puntualiza. En abril, mayo, el online tuvo picos del 25% de sus ventas. “El e-commerce se estabilizará en torno al 10%”, proyecta, en la nueva normalidad. En estos días, Alemania cerró la licitación del proveedor logístico para la plataforma y abrió el de operadores de última milla.

A escala global, Puma factura 5000 millones de euros. Al tercer trimestre, sus ingresos se mantuvieron flat contra el año pasado. En la Argentina, vendió por $ 6000 millones en 2019. “Este año, obviamente, tuvimos que rehacer el presupuesto. Pero estamos, incluso, superando las propias proyecciones que debimos armar en este contexto”, dice Marques.

Uno de los drivers a los que apuesta para 2021 es la categoría Fútbol. Las ventas de la empresa se reparten en partes iguales entre moda y deporte y, en este último segmento, los productos para fútbol son los más relevantes. “Este año, fútbol se vio perjudicado por los clubes, colegios y canchas cerradas. Pero se va a estabilizar”, vislumbra.

En la Argentina, Puma sólo es sponsor técnico del Club Atlético Independiente y, de momento, no busca otra simpatía que por el Diablo. “Tenemos valores y perfiles muy parecidos. Es una alianza que nos viene funcionando”, afirma. Este año, Puma extendió su vínculo con el club, que data de 2009, hasta 2023. No informó el monto. Según medios partidarios del Rojo de Avellaneda, habría sido por u$s 11,5 millones.

Uno de los issues más delicados para cumplir sus objetivos de volumen son los precios. “Históricamente, en el mundo, un par de zapatillas vale entre u$s 80 y u$s 100. En el salario de una familia, siempre fue un aspiracional la compra de un par”, explica Marques. “Este año, no hubo dificultad en contexto inflacionario, de inflación controlada, de poder trasladar a precios. Pero somos muy cautelosos de nuestros costos. Estamos, permanentemente, trabajando en la eficiencia productiva. Para mantenerlos en línea”, subraya.

Reaparece, en la charla, un concepto: “abastecimiento dual”. “Cuando Alemania mira la relevancia que Puma tiene en la Argentina, con este 15% de share, para una corporación, es muy interesante que una filial le entregue esos números…”, contextualiza el CEO, al volvérsele a recordar el contexto de torta más chica y rivales en salida.

“¿Ese share es con rentabilidad?”, interrumpe El Cronista.

“Sí, es con rentabilidad”, cruza, firme. “La operación es rentable. Y lo es por el esquema de abastecimiento dual que tenemos: permite tener una política de precios y de márgenes mucho más estable y adecuada a las circunstancias del país”, subraya.

Grupo Dass invierte $ 250 millones en cuatro nuevos outlets

Fuente: Cronista ~ Grupo Dass readaptó sus locales por los cambios de consumo que hubo en la crisis. Abrirá ‘premium outlets’. Ya inauguró uno, en Jumbo Parque Brown (Villa Lugano), y los otros tres serán en 2021. Estarán en centros comerciales: Soleil, Distrito Arcos y Jumbo San Martín

A contramano de las marcas deportivas que dejan la Argentina, Grupo Dass invertirá $ 250 millones en un plan de expansión nacional que supone la apertura de cuatro nuevos locales de Fila, de los cuales ya abrió uno.  

Pero el concepto de tiendas es distinto, adaptado al contexto actual. El licenciatario de la marca italiana en América latina adecuó el formato para sobrellevar la crisis económica y lanzó en la Argentina la modalidad Premium Outlet. Hasta ahora, los ocho locales de Fila en el país eran stores ubicados, mayormente, en centros comerciales. 

El viernes pasado, se inauguró el primer local con estas características en Jumbo Parque Brown, en Villa Lugano. El espacio, de más de 270 metros cuadrados, requirió una inversión de $ 50 millones.

Con esta apertura, Fila suma nueve locales en el país (ocho stores y un premium outlet). La expansión nacional acompaña el plan de crecimiento regional de la marca, que este año  inauguró seis locales en Brasil.

Los otros tres outlet abrirán a lo largo de 2021, con una inversión prevista en $ 200 millones. Las locaciones ya se eligieron: estarán ubicados en Soleil Premium Outlet, Distrito Arcos y Jumbo San Martín.

La lectura de las señales económicas del país, con una visión de mediano y largo plazo, sumado a la reacción de la demanda, en la medida que se redefinen los paradigmas de consumo, y la decisión de acompañar las medidas del Gobierno fueron factores que impulsaron a Grupo Dass a invertir en el país y expandir sus operaciones”, dijo Brian Handley, director de la compañía.  

Pese a la crisis, Grupo Dass cumplió sus espectativas de ventas durante 2020 y se ilusiona con la posible reactivación del consumo, tras la finalización de la cuarentena. La marca busca disputarle el terreno a las líderes del mercado, Nike, Adidas y Puma , con una oferta más accesible.

Justamente, la decisión de abrir outlets responde a los cambios de comportamiento de la población, que, en un contexto recesivo como este, se inclina a comprar marcas de precios más económicos. 

“A pesar de la crisis generalizada de este año, Fila demostró ser una de las más elegidas por el consumidor y hemos superamos las expectativas de ventas. Fila se enfoca en dar respuesta a la demanda local y en conectar, mediante la tecnología, sus canales de venta tradicional con su plataforma de e-commerce“, explicó Handley. 

Mientras otros jugadores del segmento se marchan del país, la empresa amplía su presencia y apunta a ganar mercado. La semana pasada, el grupo anunció que se quedó con la operación local de Asics, la marca japonesa de zapatillas para runners, cuyo negocio se controlaba desde Brasil e importaba sus productos desde allí.

Con el cambio de manos, Grupo Dass producirá a nivel local la marca. De esta manera, se consolida como el principal fabricante de calzado deportivo del país.

La empresa gestiona marcas deportivas desde hace más de 45 años. A través de su licencia, Fila, está presente, además de la Argentina, en Brasil, Chile, Uruguay, México y Perú, y, mediante sus distribuidores, en Paraguay, Bolivia, Panamá, Ecuador, Colombia y Venezuela. La compañía también tiene la licencia de Umbro para la Argentina, Brasil y Paraguay.

A nivel global, Grupo Dass, de origen brasileño, está presente en 33 países. Manufactura y comercializa más de 18 millones de pares de calzados anuales en todo el mundo y 6 millones de unidades de indumentaria por año. Atiende a 7000 clientes en América latina y emplea a más de 15.000 trabajadores.

Su modelo de negocio consta de una pata industrial y otra comercial, bajo el cual busca alcanzar una sinergia sistémica a nivel operativo, logístico y administrativo.

La división productiva en la Argentina fabrica artículos para las marcas propias (Fila, Umbro y, ahora, Asics) y para terceros que no producen a nivel local. Cuenta con dos plantas de fabricación de calzado e indumentaria, ubicadas en El Dorado (Misiones) y Coronel Suárez (provincia de Buenos Aires). La primera estuvo a punto de cerrar por la crisis que vive el país, agravada por la pandemiapero en septiembre se llegó a un acuerdo con el Ministerio de Trabajo y se decidió continuar su actividad. 

Como grupo, abastecemos al mercado local no solo mediante la fabricación propia, sino también para otras grandes marcas que confían en nosotros como socios industriales. Como empresarios, creemos que es momento de hacer un esfuerzo y acompañar al país para que salga adelante. La manera de hacerlo es invirtiendo y apoyando a la industria”, explicó Handley.

Al estilo Nike, más marcas internacionales de ropa buscan ceder sus negocios locales

Fuente: Iprofesional ~ Como la multinacional norteamericana, otras etiquetas de renombre en el mundo de la ropa y el calzado apuran una salida del país

La, por ahora, fallida salida de Nike de la Argentina no es la única operación de este tipo que esté encarando una de las principales fabricante de indumentaria y calzado internacional en el mercado doméstico.

Si bien la marca de la pipa fue la primera en tomar esta decisión a partir de la crisis económica que viene atravesando el país desde el 2018, la tendencia se acrecentó con el plan de Adidas de reestructurar sus operaciones locales, a lo cual se le acaban de sumar decisiones similares de parte de Under Armour y Le Coq Sportif, entre otras.

En el caso de Nike, al haber fracasado su acuerdo con los mexicanos del Grupo Axo, salió a buscar un nuevo operador de su marca en Argentina, Uruguay y Chile.

Por el momento, la multinacional maneja todo desde su sede en la ciudad norteamericana de Oregon, pero ya busca otro representante y en algunos sectores aseguran que podría iniciar conversaciones con el grupo ecuatoriano de Marathon Sports.

Se trata de una empresa dedicada a la confección y distribución de ropa y accesorios deportivos que fue fundada en Quito en 1981 y que actualmente es la más importante de su país.

Desde 1994 equipa a la Selección de fútbol de Ecuador y, desde su fundación, a los principales atletas ecuatorianos. También a Barcelona e Independiente del Valle y abastece de indumentaria extranjera al Club Universitario de Deportes.

Se encarga, además, de distribuir el merchandising oficial de la selección y de los equipos. Y además de confeccionar, importa, distribuye y comercializa marcas internacionales como Adidas, Nike, Puma, Diadora, Wilson y Joma.

Ahora le habría quedado el camino libre para volver a negociar un acuerdo de representación para la región con Nike para hacerse cargo de sus negocios en Argentina, Chile y Uruguay, teniendo en cuenta el fracaso del convenio con Grupo Axo.

Ambos grupos acaban de acordar la rescisión del contrato de compra y venta para la transición del negocio a un socio distribuidor que habían firmado el 6 de febrero pasado en el marco de un plan que abarcaba la cesión de la venta de su indumentaria, la distribución entre socios comerciales y la gestión por parte del distribuidor tanto del canal de retail físico como los canales de venta online.

“Nike sigue comprometido con la región y con Argentina y continuará siendo la propietaria y operando los negocios mientras evalúa las futuras oportunidades para encontrar un socio distribuidor en los tres países”, acaba de informar la multinacional dando a entender que abrirá nuevas negociaciones para ceder su operación local como parte de un plan de reforma global de su modelo comercial impactado también en el país por la crisis de los últimos dos años y las nuevas complicaciones para su esquema de importación de productos que impuso el Gobierno con el regreso de la licencias no automáticas.

En la actualidad, llega a vender siete millones de pares de zapatillas por año en el mercado doméstico, de los cuales la mayoría proviene del exterior, en especial de Asia.

La situación de Adidas

En una situación parecida se encuentra Adidas, su mayor competidora a nivel mundial, que viene llevando a cabo un proceso de reestructuración de sus operaciones, que también afecta sus negocios en la Argentina con el cierre de locales y ajuste de personal para poner más foco en las ventas online.

Casi por las mismas razones que Nike, en la empresa consideran que el mercado local “ya no es negocio” y que la salida es ceder las operaciones a un distribuidor que maneje la marca, cerrar los locales propios y tener grandes clientes que distribuyan en el país.

A nivel global, el plan de Adidas también incluye vender su división Reebok antes de marzo de del 2021, marca que compró en el 2005 por unos u$s3800 millones.

Pero el cambio de modelo de gestión no parece detenerse en Nike y Adidas. Fuentes del mercado de indumentaria local aseguran que se trata de una tendencia que también incluye a otras importantes marcas del sector.

Otras marcas, también de salida

Un caso es el de Under Armour, que busca quién se haga cargo de su marca en el país, a partir de un proceso que ya concretó en Chile y con el cual cambia su operatoria en Latinoamérica para repetir el modelo de distribuidor como el que ya opera en Brasil y Paraguay.

Under Armour es una multinacional estadounidense que diseña, desarrolla, vende y comercializa calzado y ropa de estilo de vida inspirado en el rendimiento y el deporte bajo la marca Under Armour a nivel mundial.

En Argentina aún llega directo, pero miran la búsqueda de representante y hasta es posible que desarticulen su oficina de Panamá, desde donde manejan toda la operación del Cono Sur.

Para llevar a cabo ese proceso la marca negocia la asistencia crediticia de la Corporación Financiera Internacional (CFI), en el marco de un programa denominado Global Trade Supplier Finance.

El objetivo es lograr que el organismo financiero del Banco Mundial le proporcione financiamiento a los proveedores de Under Armour en diferentes países de mercados emergentes por u$s5 millones.

La empresa cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, trabaja con aproximadamente 200 socios de fabricación externos ubicados principalmente en Asia y distribuye sus productos en más de 120 países, con una fuerte presencia en Estados Unidos.

Las fábricas de ensamblaje, que representan más del 90% de su negocio, están ubicadas en Argentina, Bangladesh, Brasil, Camboya, China, Colombia, República Dominicana, Egipto, El Salvador, Georgia, Haití, Honduras, Indonesia, Jordania, Madagascar , Malasia y México, entre otros países.

Según el proyecto, la CFI compraría las facturas adeudadas por Under Armour a sus proveedores, con descuento. Al vencimiento de la factura, la el organismo recibiría el pago del valor total de la factura de Under Armour.

En cuanto al caso de Le Coq Sportif, muy probablemente no siga operando localmente con Distrinando, la empresa de la familia López que tiene headquarter en la localidad bonaerense de Saladillo y que mantiene otras marcaso como Kappa, Crocs y Superga.

El grupo es licenciatiario de la marca extranjera desde el 2004 ya que hasta ese momento la licencia para la fabricación y comercialización Le Coq Sportif estaba en manos de Gatic desde 1979.